Todo lo que debes saber sobre las cajas de cartón para mudanzas

Todo lo que debes saber acerca de las cajas de cartón

Después de haber tomado por fin la gran decisión de mudarte, llegan la alegría y la ilusión. Pero también llegan las preocupaciones. Miras a tu alrededor y te haces consciente de la cantidad de cosas que has ido acumulando durante años. Y en ese momento te preguntas: ¿cómo voy a conseguir transportar todo esto? Después de unos primeros minutos de sudores fríos y de unas cuantas hiperventilaciones, te tranquilizas. Hay una solución: las cajas de cartón para mudanzas.

Y a partir de ese momento empiezas a preguntarte cosas por las que nunca antes te habías preocupado. ¿Dónde podré comprarlas? ¿Me costará mucho encontrarlas? ¿Y qué tipo de cajas debería comprar? No te preocupes. Hoy hemos escrito este artículo para dar respuesta a todas tus dudas sobre las cajas de cartón para mudanzas. Solo tienes que seguir leyendo.

Cómo conseguir cajas de cartón para tu mudanza

El primer paso va a ser conseguir cajas de cartón para tu mudanza. Para ello, existen varias opciones:

La primera opción es intentar conseguirlas de manera gratuita preguntando en locales y comercios si les sobran cajas que puedas llevarte. La ventaja de esto es que las cajas serían gratis, pero no es nada recomendable. Cada vez es más difícil encontrar cajas gratis y no es un método eficiente. Tendrás que ir a muchos sitios y lo más seguro es que en la mayoría te digan que no tienen. Y si tienen, probablemente las cajas no serán robustas y, por tanto, no serán seguras para usar en tu mudanza.

Conoce los distintos tipos de cajas de cartón que existen

La segunda opción es comprar las cajas. Esta opción es mucho más recomendable porque no perderás tu tiempo y las cajas serán de mayor calidad. Además, hoy en día puedes comprarlas en comercios físicos y en tiendas online. Sin duda, esta forma de conseguir las cajas es mucho más cómoda y rápida.

Si las vas a comprar, tienes la posibilidad de comprarlas en packs o de manera individual. Comprando kits o packs de cajas para mudanzas conseguirás un mejor precio, pero quizás los packs no se adapten a lo que buscas.

Dependiendo de lo que necesites empaquetar deberás decidir si los packs son suficientes para cubrir tus necesidades o si prefieres comprarlas de forma individual. Incluso si te interesa, puedes combinar un pack con alguna que otra caja individual.

Tipos de cajas de cartón

Si decides comprar las cajas, pronto te darás cuenta de que existen muchos tipos de cajas diferentes. Y de nuevo, el tipo de caja que compres dependerá de lo que necesites trasladar.

Los tipos de cajas más habituales que encontrarás son:

  • Cajas básicas. Dentro de este grupo encontrarás las cajas cuadradas o rectangulares de toda la vida. Son las más comunes, y tienen una gran variedad de tamaños y de capacidades.
  • Cajas con asas. Estas cajas son muy parecidas a las cajas básicas, pero tienen una ventaja muy importante: tienen asas. Esto hará que sean mucho más fáciles de cargar cuando tengas que moverlas.
  • Armarios de cartón. Estas cajas de cartón son muy especiales. Tienen forma de armario y en su interior disponen de una barra para poder colgar perchas. De esta forma, gracias a los armarios portátiles podrás transportar tu ropa mucho más fácilmente.
  • Cajas con celdas interiores. Existen cajas que incorporan celdas interiores. Estas celdas están formadas por filas y columnas de cartón que crean espacios para meter objetos de forma separada. Estas cajas son muy útiles para transportar botellas, vasos y platos de forma segura.

Accesorios para las cajas

Por último, también existe una gran variedad de accesorios para las cajas de tu mudanza. Estos te ayudarán a hacer tu mudanza de una forma mucho más eficiente y rápida.

Para embalar tus cajas, no te olvides del material necesario

Los más habituales son:

  • Cinta adhesiva o rollo de precinto. Un básico para cualquier mudanza. Necesitarás precinto para poder cerrar todas tus cajas.
  • Rotulador. Parece algo obvio, pero recuerda que necesitarás un rotulador de punta gorda. Te vendrá genial tenerlo a mano para poder etiquetar las cajas. Un consejo: además de indicar el contenido de la caja («ropa», «vajilla»…), deberías indicar si el contenido es frágil.
  • Máquina de precintar. Con esta máquina será mucho más sencillo y rápido manejar la cinta adhesiva y cortarla. Aunque si no quieres comprarla, siempre puedes usar el clásico cúter o las tijeras.
  • Plástico de burbujas. El plástico de burbujas te servirá para envolver los objetos más frágiles y delicados. Esto es imprescindible si quieres transportarlos a su nuevo destino de forma segura.
  • Carretilla de carga. No es el accesorio más habitual, pero contar con una carretilla de carga en tu mudanza sería estupendo para que tu espalda no sufra tanto con las cajas. Además, podrás mover más cajas de una sola vez y con menos esfuerzo.
  • Bolsitas antihumedad y de repelente para bichos. Si tu mudanza va a durar mucho tiempo, quizás debas considerar meter en algunas de tus cajas bolsitas antihumedad o de repelente para bichos.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para tu embalaje, ¿cómo se hace? Aquí tienes un vídeo en el que los compañeros de Cajas de Cartón nos muestran paso a paso cómo montar una caja:

Conclusión

Con toda esta información, estamos seguros de que podrás decidir qué tipos de cajas necesitarás para tu mudanza y si deberás contar con algún accesorio. Al final se trata de pensar en qué queremos trasladar y empaquetar, y buscar en base a eso el material que necesitaremos. La otra alternativa es contar con una empresa especializada en mudanzas que se encargará de aportar todo el material. Y por supuesto, hará toda la mudanza para que tú no tengas que preocuparte por nada.

Esperamos que este artículo haya ayudado a solucionar todas tus dudas sobre las cajas de cartón para mudanzas y… ¡Te deseamos una buena mudanza!