Cómo hacer una mudanza y transporte de sofá

Cómo transportar un sofá en una mudanza

En las mudanzas, uno de los mayores retos es el de llevar a cabo el transporte de muebles grandes, tales como el sofá. Su tamaño y peso serán factores clave a tener en cuenta, no solo por su dificultad para moverlo sino por el riesgo de dañarlo con puertas, escaleras y otros elementos. Además, si no tienes dónde dejarlo, tendrás que buscar opciones como la de alquilar temporalmente un guardamuebles. Pero no te preocupes, porque aquí te vamos a dar las recomendaciones principales para hacerlo de la mejor forma.

Transporte de muebles: consejos básicos

Antes de nada, deberás retirar todo aquello que sea fácil de guardar aparte, como los cojines o las patas del sofá. Si las patas no se pueden quitar, protégelas con cartón y cinta americana. Una vez tengas el sofá sin esos elementos, deberás asegurarte de embalarlo correctamente. Cubrirlo con fundas de sofá o mantas te ayudará no solo a que no se dañe, sino también a que no se manche.

Si el sofá es desmontable, tendrás que anotar todos los pasos que sigas, ya que luego habrá que volver a montarlo sin que sobre ninguna pieza. En caso de que no se pueda desmontar, deberás comprobar que este quepa no solo por las puertas de la vivienda, sino por todos los elementos que puedan entorpecer en el edificio y la calle hasta el vehículo. Ante la duda, siempre es preferible no desmontarlo ya que así se evitará la pérdida accidental de piezas.

El vehículo será otro factor a tener en cuenta, ya que será importante disponer de uno que permita realizar el transporte del sofá sin que este sufra en el camino. Por ello, siempre es buena opción contar con empresas de mudanzas que puedan resolver estas tareas, ya que cuentan con vehículos adecuados y además te ahorrarán un buen dolor de espalda al día siguiente.

¿Qué necesitas para transportar un sofá?

Lo primero que debes hacer antes de comenzar con la mudanza del sofá es tomar las medidas del mismo. Esto te permitirá saber tanto si es necesario desmontarlo como si luego cabrá en el ascensor o el vehículo que utilices. Si tras tomar las medidas te encuentras con que el sofá no cabe por el interior de la vivienda u oficina, entonces será necesario contar con una grúa de mudanza para llevarlo a través de la ventana. En este caso, es recomendable acudir directamente a una empresa de mudanzas que se encargue de todo.

 

Entre los elementos de los que deberás disponer si decides transportar el sofá por tu cuenta, tendrás que contar con material para embalar y proteger el sofá. Si puedes, las fundas o el plástico de burbujas que cubran el sofá completamente serán la mejor opción, pero si no tienes, las mantas son una alternativa. Asegúralas con cinta adhesiva para que no se muevan durante el transporte.

Como señalamos antes, el vehículo es fundamental a la hora de trasladar un mueble de ese tamaño. En caso de no disponer de una furgoneta o camión y de querer utilizar el coche, revisa las normas de circulación para poder llevar el sofá de una forma segura tanto para ti como para el resto de conductores.

Si a la hora de tener que llevarte el sofá todavía no tienes dónde dejarlo, utilizar un guardamuebles temporalmente puede ahorrarte un dolor de cabeza y tener que comprometer a un familiar o amigo. Una de las principales ventajas de utilizar un guardamuebles para un sofá, es que estas empresas cuentan con material para mover muebles grandes, así como seguridad en sus almacenes.

Resumen de todo lo necesario para la mudanza de un sofá:

  • Tomar las medidas y asegurarse de que quepa a través del edificio.
  • Proteger el sofá completamente, recuerda guardar aparte los pequeños elementos como los cojines o las patas.
  • Contar con un vehículo de tamaño suficiente.
  • Utilizar un guardamuebles si no tenemos dónde dejarlo.

Precios transporte de sofá

Incluso aunque lo hagas por tu cuenta, llevar un sofá no será gratis, ya que tendrás gastos como los del combustible de tu vehículo y otros no económicos como tu propio esfuerzo. Si lo haces con una empresa de mudanzas, los precios de trasladar un sofá en España rondan entre los 150 y los 200 euros.

Igualmente, hay diversos factores que pueden condicionar el precio, tales como la distancia o el tipo de edificio en el que se realice el transporte. El coste puede variar en función de si el destino está en la misma ciudad o no, así como si hay que llevarlo fuera de la Península o a otro país. En cualquier caso, puedes pedir presupuesto sin compromiso.