Cómo organizar una buena mudanza

Cómo organizar una buena mudanza

Se puede organizar una mudanza para que sea lo más sencilla posible, con un poco de orden y poniéndose a ello con antelación. Se pueden evitar los agobios y la inseguridad que suele asociarse a un proceso de mudanza si se prepara y organiza cada paso a dar. Preparando todo con tiempo suficiente, se puede hacer de un modo mucho más relajado y eficiente de lo que nos podría parecer en un principio. Vamos a ver aquí algunos consejos útiles para organizar una mudanza y que resulte un proceso sencillo y sin complicaciones.

Empezar pronto la preparación es la clave de organizar una mudanza

Para que cualquier tarea resulte más sencilla, un principio básico es afrontarla con antelación suficiente y poder así planificarla de forma minuciosa, para que nada se nos olvide y poder revisar todo con calma. También es un modo muy eficaz de evitar estresarnos con la tarea a realizar, porque sabemos que contamos con la planificación adecuada.
Por esto el primer consejo para organizar una buena mudanza es comenzar lo antes posible con la preparación. Esto nos dará tiempo suficiente para planificar con calma, y hacer todo por partes y de forma más tranquila. Tan pronto como estemos seguros de que nos vamos a mudar, podemos comenzar a hacer la planificación y los arreglos necesarios.

Crear un presupuesto realista

Un buen presupuesto de mudanza realista y bien detallado nos salvará de una de las principales preocupaciones y motivos de estrés en una mudanza: el económico. Si nuestro primer paso es verificar cuánto costará la mudanza, podremos ajustarnos a ese presupuesto y saber que todo se realizará sin sorpresas. No olvidemos incluir todos los suministros que necesitemos conseguir por nuestra cuenta, a lo que la ayuda de nuestra empresa de mudanzas de confianza nos haya presupuestado.
Junto al presupuesto es importante tener una buena lista de tareas para la mudanza. Crear un plan de tareas a hacer, de modo detallado, es una ayuda inestimable en una buena organización. Nos ayudará a llevar un registro de las cosas por hacer, y también nos motivará a continuar según vamos tachando elementos de esa lista como ya realizados.

Deshacerse de los objetos innecesarios

Este es uno de los trucos de mudanza más habituales, aunque también es uno de los que resulta más difícil de realizar por la subjetividad que implica. La manera más eficiente de mudarse es crear un inventario del hogar, y en esa lista ir marcando cosas innecesarias o ya muy viejas para deshacerse de ellas. Trasladarlas hasta el nuevo hogar no solo requerirá un esfuerzo adicional, sino que también aumentará el precio de la mudanza. Pensemos, además, que algunas cosas son más baratas de comprar una vez que lleguemos a la nueva casa que pagar por su traslado. Podemos ordenar los artículos no necesarios según lo que planeemos hacer con ellos: vender, donar o tirar.

Cómo organizar una buena mudanza

Obtener con tiempo todos los suministros para embalar

Otra tarea importante, antes de empezar a envolver todo lo que necesitemos trasladar, es comprar o conseguir cajas y útiles de embalaje. Para algunas cosas delicadas, necesitaremos suministros de alta calidad, mientras que las cosas no tan delicadas se pueden mover en cajas de cartón de doble capa. Hay que asegurarse de tener suficiente papel de embalaje para la mudanza, el plástico de burbujas y las cajas; es mejor tener un poco más al final del embalaje que darse cuenta de que nos falta en el último instante.
La mejor manera de comenzar a empaquetar es ir habitación por habitación. Comenzar con las cosas que rara vez usamos, pero que aún las necesitaremos en la nueva casa y embalarlas primero. A medida que se acerca el día de la mudanza, empaquetaremos más objetos que ya no vamos a usar. Después de eso, nos quedarán solo algunos elementos de uso muy habitual. Como vemos será muy útil tener una lista de inventario del hogar.

Etiquetar las cajas ayudará a organizar la mudanza

Es muy buena idea etiquetar cada caja. No seamos perezosos al hacer eso: escribir una descripción detallada en la caja nos será de mucha utilidad en el momento de desempaquetar todo y al controlar el inventario de lo ya embalado. Se pueden codificar con colores las cajas por habitaciones o el tipo de contenido. Y no olvidemos escribir en ellas si se trata de algo delicado y frágil.
El embalaje de artículos frágiles es muy importante, especialmente cuando se trata de mudanzas de larga distancia. Todo este material debe estar completamente protegido por todos lados para que nada se rompa. Si tenemos que mover objetos voluminosos y frágiles, como un piano, es mejor contar con ayuda de profesionales.

Preparar una bolsa con elementos esenciales

No hay que olvidar preparar una bolsa con elementos esenciales para la mudanza. Una vez que todo esté embalado, esta bolsa contendrá todo lo esencial disponible para llevarlo con nosotros. La bolsa puede contener: medicamentos de uso regular, algo de ropa para los primeros días, artículos de higiene personal, cargadores para el móvil, y la agenda de la mudanza con los datos importantes.

Si estás pensando en realizar una mudanza no dudes en consultarnos, en Enrytrans estaremos encantados de asesorarte. No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano.