10 consejos para elegir a tu empresa de mudanzas

cómo contratar a una empresa de mudanzas

Encontrar una empresa de mudanzas en la que podamos confiar no tiene por qué ser complicado. Ya sea que nos mudemos dentro de la misma ciudad o al otro lado del país, un traslado poco planificado puede convertirse en uno de los eventos más estresantes que existen. Lo último que deseamos es dejar nuestros objetos más queridos en las manos equivocadas. Una empresa de mudanzas poco profesional y poco preparada puede causar más problemas de los que soluciona deseados; por eso es siempre importante contar con una empresa de mudanzas acreditada y de confianza.

Tips para contratar una empresa de mudanzas

Vamos a ver algunos consejos que nos ayudarán a saber que estamos en buenas manos.

1. Pedir recomendaciones a familiares y amigos

Las recomendaciones de familiares, y amigos cuyas opiniones valoramos, pueden influir mucho en la decisión final. Podrán sugerirnos una compañía de mudanzas con la que tuvieron una buena experiencia, ¡y también pueden tener ideas sobre las compañías de mudanzas que debemos evitar!

Si nos recomiendan una empresa específica, podemos indagar más con estas preguntas para obtener más detalles:

¿Qué les gustó de la empresa de mudanzas?
¿Cuál fue el factor determinante en su decisión de elegir esa empresa?
¿Qué servicios solicitaron de la empresa de mudanzas?
¿Hubo algún inconveniente en el proceso de mudanza?
¿Volverían a utilizar esta empresa de mudanzas?

Todas estas son preguntas útiles para ayudar a crear una imagen completa de su experiencia de principio a fin.

2. Confirmar que son una empresa de mudanzas, NO un corredor de mudanzas

Para encontrar una empresa de mudanzas en la que realmente podamos confiar, es importante confirmar que estamos realizando un acuerdo con una compañía de mudanzas real, no con un corredor. Un corredor de mudanzas no tiene licencia para transportar pertenencias; más bien, reservan la mudanza y luego contratan, a su vez, a una compañía de envíos o de paquetería, al precio más bajo que encuentran.

Existe un riesgo inherentemente mayor cuando se trabaja con un corredor de mudanzas, el factor más arriesgado es la incapacidad de elegir la compañía que realmente transportará nuestras posesiones. También será difícil asignar responsabilidad a cualquiera de las partes en caso de daño o pérdida, ya que tanto el corredor como la empresa de mudanzas generalmente se señalan entre sí. Finalmente, las estimaciones de costos de un corredor pueden ser terriblemente inexactas ya que se manejan por teléfono; siendo el costo real muchas veces considerablemente mayor. No es necesario decir que asociarse con una empresa de mudanzas en lugar de un corredor nos asegura que tendremos plena confianza en el equipo que se seleccionó personalmente.

3. Obtener estimaciones y presupuestos fiables y personales

Tener un presupuesto escrito y personalizado para nuestro caso garantiza que la estimación que recibimos de la empresa de mudanzas sea lo más precisa posible, al tiempo que nos brinda la oportunidad de obtener más información sobre los servicios ofrecidos.
Debemos asegurarnos de que se han tenido en cuenta todas las cajas, muebles, ropa y pertenencias que nos gustaría que la compañía de mudanzas transporte. Una empresa de mudanzas profesional nos podrá asesorar y ofrecer alternativas interesantes que cuiden especialmente de artículos delicados.

4. Preguntar sobre las posibles tarifas adicionales

A nadie le gustan las sorpresas en su día de mudanza, así que es bueno asegurarse de preguntar sobre cualquier posible tarifa adicional, en base a servicios que hayamos requerido, y que podrían agregarse a la factura final. Si tratamos con profesionales siempre nos dejarán claras las condiciones de cada servicio y no habrá sorpresas.

consejos elegir una empresa de confianza

5. Considerar el uso de servicios de embalaje

La mayoría de las personas teme la idea de empaquetar todas tus pertenencias, sobre todo si hay objetos especiales que no sabemos cómo proteger adecuadamente. Busquemos una empresa de mudanzas local que ofrezca servicios de embalaje, esta opción realmente puede aliviar mucho el estrés de una mudanza.

6. Considerar el uso de un servicio de guardamuebles

No siempre los plazos de salida y llegada al nuevo destino coinciden exactamente, ni tienen por qué ser convenientes con nuestras necesidades de instalación. En esos casos podemos considerar un servicio de guardamuebles que mantenga protegidas y seguras nuestras pertenencias el tiempo que necesitemos hasta que puedan ser desembaladas en su nuevo hogar.

7. Comprobar que la empresa dispone de los vehículos adecuados

Es un factor crucial, porque es la empresa quien debe disponer de vehículos que se adapten a nuestra situación de mudanza, y no al revés. También es muy importante saber si disponen de material especializado como poleas y elevadores (como por ejemplo, para transportar un sofá)

8. La experiencia cuenta

Si bien puede ser tentador contratar una empresa de mudanzas que ofrezca precios muy bajos, no olvidemos que hablamos de confiarle nuestras pertenencias a otras personas. Por eso resulta importante buscar una empresa de mudanzas profesional que tenga la experiencia necesaria para hacer el trabajo correctamente. La relación calidad precio es importante aquí.

9. Comprobar que la empresa se adapta a diferentes horarios

Una empresa profesional de mudanzas sabrá adaptarse a nuestras necesidades sin que sea nuestro tiempo el que sufra las consecuencias.

10. Buscar un trato personal y cercano

Este es un valor añadido que siempre hay que estimar. La comunicación es clave, y esto es mucho más fácil con gente capaz de entendernos y escuchar lo que necesitamos.