Cómo realizar un correcto desembalaje en una mudanza

desembalaje en una mudanza

El desembalaje es una de las partes más temidas de una mudanza. Ya habíamos embalado con cuidado todas las pertenencias y se ha realizado el traslado desde su antigua ubicación a la nueva. A estas alturas del proceso, lo normal es estar con una importante carga de cansancio.

Creemos que se ha superado la prueba principal, pero aún queda una parte esencial; ahora es el momento de desempaquetar. Afrontar esta última tarea de la larga lista de trabajos relacionados con la mudanza puede verse muy cuesta arriba. Pero, con algo de organización y mucha planificación anticipada, el desembalaje de una mudanza puede ser una acción más simple y fluida de lo que se piensa.

Consejos para el desembalaje en una mudanza

El truco es comenzar a pensar en el desembalaje con mucha antelación, y con esto nos referimos a antes incluso de comenzar a empaquetar todo en primer lugar. Vamos a ver algunos consejos y trucos clave para una experiencia de desembalaje perfectamente organizada.

Tener en cuenta el desembalaje antes de mudarse

Es posible que el proceso de desembalaje en sí no comience hasta que llegue y comencemos a instalarnos en el nuevo hogar. Pero, como ya decíamos, se puede (y se debe) comenzar a hacer planes para desembalar incluso antes de comenzar a realizar el empaquetado.

Una de las mejores maneras de facilitar el desembalaje es tener un plan sólido, y eso comienza antes de que la primera de las pertenencias llegue incluso a una caja o bolsa.

Hacer un inventario bien estructurado

Las mejores mudanzas comienzan con un plan completo y bien organizado. Algunas formas comunes en que las personas organizan sus mudanzas son con números o con colores.

Lo importante es elegir un método y seguir con él de manera constante: todas las cajas deberán estar etiquetadas con los números o colores que correspondan a la habitación a la que pertenecen, y mientras se embala, se debe crear una hoja de inventario que muestre exactamente lo que hay dentro cada caja.

También se debe etiquetar cada caja con exactamente el lugar que ocupará en el nuevo hogar. Tener un plano del nuevo lugar que esté numerado o codificado por colores ayudará con esto.

Se necesita más tiempo para organizar su mudanza de esta manera, pero nuestro yo futuro agradecerá tener un plan para mantenerse organizado y apegarse a él.

Consejos para el desembalaje en una mudanza

Desembalar con un sistema

Antes de saltar y abrir cajas al azar, debemos saber qué es lo que se está desembalando. Hay que asegurarse de tener una copia de la lista de inventario creado para rastrear y clasificar las pertenencias antes de empezar el traslado.

Idealmente, embalar bien implica empaquetar los artículos de acuerdo con el uso o por habitación, así que debemos asegurarnos de examinar las etiquetas de las cajas o abrirlas para confirmar el contenido antes de comenzar a vaciarlas.

Descargar todo en las habitaciones correctas

Puede ser tentador sacar todo del camión de mudanza lo más rápido posible simplemente dejando todo en la primera habitación tras la puerta principal, pero no es una buena idea. Es el momento de empezar a rentabilizar todo el tiempo que se dedicó a etiquetar y codificar con colores cada caja. Ahora es cuando se les da un buen uso.

Debemos asegurarnos de seguir las etiquetas de todas las cajas, y descargarlas en las habitaciones donde se van a desembalar.

Las cajas de los dormitorios van en los dormitorios. Las cajas de cocina van en la cocina… No se necesita mucho tiempo extra para mover las cajas a las habitaciones correctas y hará que el desembalaje sea mucho más sencillo.

Comenzar con las necesidades básicas

A continuación, desembalamos las cajas de elementos esenciales. Esta debe ser una de las primeras cajas que se descarguen del camión.

Estos son los elementos esenciales que se necesitan para mantener el hogar funcionando a corto plazo: artículos de tocador básicos, medicamentos, documentación importante y algunos artículos básicos para la preparación de alimentos.

La cocina

Tras lo más básico se desembalan los artículos de cocina. Si se han etiquetado correctamente las cajas las podremos localizar con bastante facilidad.

Si no hay tiempo para terminar la cocina por completo, desembalaremos solo lo que se necesita a corto plazo, incluidas las ollas y sartenes. Los electrodomésticos pequeños que facilitarán la vida, como la cafetera y la tostadora serán también una prioridad.

Hacer los dormitorios a continuación

Después de la cocina, se desempaquetaría la ropa de cama de cada dormitorio. De ese modo, preparar las camas para la primera noche debería ser bastante fácil.

Decidir la ubicación de los muebles y la organización del armario antes de desembalar ahorrará trabajo en el futuro.

Pasar a los baños

Nada hace que una casa se sienta como un hogar más que tener un baño cómodo y completamente equipado.

Nuevamente, comenzar desembalando los elementos más importantes, pero desembalar el baño completo debe ser una de las primeras cosas que se hagan.

Recicla las cajas y el papel después de la mudanza

Este último paso es siempre importante. Según se desembala es buena idea ir dejando las cajas y el papel en una única ubicación, para facilitar después la recogida y poder llevarlo todo a las correspondientes áreas de reciclaje.

 

Enrytrans, empresa de mudanzas y alquiler de trasteros en Alicante

Si tienes cualquier duda o consulta acerca del desembalaje en una mudanza no dudes en consultarnos.