Qué es y para qué sirve el self storage

Self Storage ¿qué es?

Self Storage es una abreviatura de la terminología inglesa «Self-Service Storage» (que también suele ser conocida como «mini storage»). Hace referencia a un tipo de servicio en el que el espacio de almacenamiento (como mini almacenes, casilleros, contenedores y similares), también conocido como «unidades de almacenamiento” se alquila a los inquilinos, generalmente a corto plazo, siendo por meses o años lo más habitual. Los inquilinos de self-storage pueden ser tanto empresas como particulares.

El boom del self storage

La industria del self storage comenzó y se hizo muy popular principalmente en los Estados Unidos. A principios de este siglo XXI se estimaba que cerca del 80 % de las unidades de almacenamiento en self storage de todo el mundo estaban ubicadas en los Estados Unidos. Sin embargo, en la última década este tipo de servicio se ha hecho más popular en otros países y en concreto en Europa. En España es un servicio particularmente en auge, experimentando un crecimiento del 15 % anual en los últimos años.

Las necesidades crecientes de espacio frente a viviendas que no pueden “crecer” al ritmo de sus ocupantes, los periodos de reformas o las mudanzas son las razones más habituales por las que se recurre a este tipo de servicio. A menudo los usuarios comienzan utilizando el self storage por un corto periodo de una semana para atender un hecho puntual, y después vuelven a recurrir a este servicio de modo más prolongado tras conocer sus posibilidades. También pequeñas empresas o autónomos utilizan este tipo de almacenamiento cada vez más para guardar stock o herramientas de trabajo.

¿Cómo funciona el Self Storage?

Las instalaciones de auto almacenamiento alquilan espacio en plazos de tiempo a la conveniencia del usuario. Algunas instalaciones ofrecen cajas, cerraduras y suministros de embalaje a la venta para ayudar a los inquilinos a guardar sus bienes, y también pueden ofrecer alquiler de camiones y vehículos especializados en el transporte de muebles y enseres.

Los espacios alquilados están protegidos por la llave y la cerradura del inquilino. A diferencia de un almacén, los empleados de las instalaciones de self storage no tienen acceso casual al contenido del espacio. Una instalación de auto almacenamiento no toma posesión ni control del contenido del espacio a menos que se imponga un gravamen por falta de pago del alquiler, o si la unidad no estuviera cerrada con llave; en ese caso los responsables de la instalación pueden bloquear la unidad hasta que el inquilino proporcione la suya propia.

¿Hay alguna diferencia entre self storage y el guardamuebles de toda la vida?

Con el aumento de los servicios de auto almacenamiento se ha generado una alternativa a los clásicos guardamuebles, que durante años han ofrecido su espacio para mantener seguros los enseres de numerosos clientes.

El self storage es un espacio de almacenamiento

Aunque ambos servicios tienen mucho en común, hay algunas diferencias que pueden ayudarnos a tomar la mejor decisión para nuestras necesidades:

Las condiciones de almacenamiento

Las unidades de almacenamiento proporcionan espacios auto cerrados que a menudo tienen acceso externo individual y suelen estar asegurados por fuertes puertas enrrollables de acero. Suelen estar más orientadas para almacenar artículos que se necesitan de un modo estacional o que no se necesitan con mucha frecuencia. El servicio de guardamuebles, por otro lado, suele estar más orientado de un modo específico a preservar nuestro mobiliario de forma segura por el tiempo que sea necesario.

Por supuesto, en muchas instalaciones de auto almacenamiento, se pueden agregar sistemas de climatización adicionales si se necesita control de temperatura y humedad para las pertenencias almacenadas. Aunque generalmente los espacios de self storage están ubicados en zonas bien acondicionadas para la conservación de los elementos almacenados, si se necesita alguna condición adicional tendrá que ser iniciativa del propio usuario su implementación.

Depósito de almacenamiento

El mayor beneficio de utilizar un servicio de guardamuebles se produce cuando nuestras pertenencias no se ajustan al espacio y tamaño de una unidad de auto almacenamiento. La mayoría de los almacenes de guardamuebles tienen techos y espacios suficientemente amplios para permitir que los elementos de formas extrañas se almacenen de manera más segura y eficiente.

Seguridad en self storage

Cuando se trata de seguridad, cada instalación puede ser diferente. No obstante, para la seguridad de la propiedad individual, las unidades de auto almacenamiento normalmente tienen cámaras y puertas de entrada muy fuertes que no se pueden abrir sin que alguien se dé cuenta. En los servicios de guardamuebles suele haber seguridad y cámaras, de manera que el acceso está controlado y los elementos almacenados están inventariados y embalados. La decisión de utilizar el auto almacenamiento o el servicio de guardamuebles a menudo dependerá de cómo planeemos usar o acceder a esos artículos una vez que estén almacenados.

Por otro lado, la forma de estimar el pago implica también cierta diferencia entre las unidades self storage y los guardamuebles. Mientras que en una unidad de auto almacenamiento se paga por un número determinado de metros y por el tiempo elegido, en el almacenamiento de muebles convencional es el número y volumen de nuestras pertenencias lo que decide el coste del servicio junto a los días de almacenamiento.