La forma más eficiente de realizar una mudanza es con elevador de muebles

Mudanza con elevador de muebles

La simplificación importa: con un elevador de muebles, los muebles voluminosos o pesados se pueden transportar directamente al piso correcto.

Hay otras opciones, desde luego, pero si queremos seguridad para nuestras cosas y evitar contratiempos lo mejor es recurrir a elevadores de muebles profesionales. Los ascensores inclinados protegen muebles e interiores y garantizan una seguridad óptima para todos los involucrados en la mudanza. Con las plataformas estables de apertura lateral, es fácil transportar muebles grandes, como sofás, de forma rápida y sencilla. Gracias a sus características flexibles, bajo peso muerto y anchos de maniobra mínimos, los elevadores móviles permiten un transporte suave a cualquier lugar que elijamos. Solo hay que encontrar el elevador de muebles adecuado para cada caso.

¿Qué es una plataforma elevadora para mudanzas?

Las plataformas elevadoras son sistemas automáticos que se instalan para ser utilizados en vehículos o, algunos más ligeros en carritos. Estos tipos de plataformas se usan para subir o bajar muebles y objetos voluminosos o pesados por el exterior de una vivienda o edificio.

Hay distintos tipos de elevadores de muebles que están disponibles para solucionar cada caso concreto: como vehículos elevadores, montados en remolque o escaleras. El elevador de escalera es particularmente fácil de instalar y levanta cargas de hasta 250 kg, a pesar de su bajo peso muerto.

Los elevadores de remolque también obtienen una excelente flexibilidad. Estos elevadores se adaptan cómodamente gracias a su eje retráctil. Pueden transportar cargas útiles mayores, de hasta 400 kg. Este rendimiento se logra debido a su pequeño tamaño a pesar del mayor peso muerto. También hay elevadores que están construidos sobre un chasis de camión compacto. Este tipo de ascensores exteriores elevan cargas pesadas a grandes alturas de hasta 55 m.

Lo más importante es que los elevadores de muebles de estas características, controladas y profesionales, permiten un trabajo preciso con los mejores estándares de seguridad; aportando soluciones específicas a cada problema que pueda plantear una mudanza con elementos muy pesados o en zonas elevadas de difícil acceso.

Dado que cada tipo de elevador tiene sus propias características, es importante contar con profesionales que puedan asesorarnos para encontrar el elevador de muebles que se adapte perfectamente a las necesidades de nuestra mudanza.

El montacargas es ideal para muebles voluminosos

¿En qué casos se utiliza un elevador de muebles en una mudanza?

Un sistema elevador se utilizará generalmente cuando, bien las características del edificio o de los objetos a mover, no dejen la posibilidad de hacerlo por las escaleras, se tenga que hacer una mudanza sin ascensor. En estas ocasiones los especialistas estudiarán las opciones posibles y asesorarán al cliente aportando los respectivos presupuestos e informando de todos los permisos y licencias que se necesiten para poder ocupar temporalmente la parte necesaria de la calle durante las operaciones de la mudanza.

El caso más común es el de un edificio con un hueco de la escalera pequeño o con muebles que no caben en el ascensor del edificio. Las mudanzas con pianos o muebles voluminosos que además requieren especial cuidado suelen estar en esta tipología, ya que raramente el hueco de las escaleras o el ascensor permiten su traslado con seguridad.

También es típico el caso de un edificio que está en obras, ya que en esta situación se dispondrá fácilmente de los permisos para introducir vehículos dentro de la zona en construcción o reforma. Se agilizan los trámites burocráticos y se evita la problemática de operar por el interior de un edificio en obras.

En otras ocasiones la cuestión es que es la propia comunidad de vecinos la que no permite la mudanza por el interior del edificio, aunque las escaleras o el ascensor tengan el espacio suficiente para las operaciones. El temor a accidentes o a desperfectos a la comunidad durante el proceso suele generar este tipo de prohibiciones.

¿Cómo se utiliza una plataforma elevadora?

Aunque puede parecer sencillo, el funcionamiento de una plataforma elevadora requiere profesionales experimentados para su manejo seguro. Hay que tener en cuenta el peso de la carga y su volumen, para colocar los bultos de manera precisa. La operación dependerá también de las características del edificio y primando la seguridad de los posibles transeúntes que puedan estar por la zona.

Requisitos y normativa para utilizar una plataforma elevadora en una mudanza

Hay que tener en cuenta que para poder usar una plataforma elevadora generalmente hay que ocupar durante un plazo de tiempo parte de la vía pública; lo que implica obtener previamente el permiso municipal o cualquier otro permiso de mudanza para ello. Este tipo de requisito hay que solicitarlo de manera formal en el ayuntamiento que corresponda. En cualquier caso, esto es algo de lo que se puede y se suele ocupar la empresa profesional de mudanzas que va a operar la plataforma elevadora. Ellos ya tienen experiencia con estos trámites burocráticos, y pueden conseguir las autorizaciones necesarias y reservar debidamente el espacio necesario en la vía pública para el momento en que se inicien las operaciones de la mudanza.

¿Cuál es el precio de un elevador para mudanza?

Obviamente esto dependerá mucho de cada caso, ya que los precios son flexibles y se adaptan al tipo de mudanza de que se trate. Pero lo importante es que se puede conseguir ajustar el servicio y el presupuesto a las necesidades del cliente, y que un equipo profesional podrá resolver el operativo de modo rápido, seguro y económico.

Montacargas para hacer una mudanza desde un piso sin ascensor

Cómo hacer una mudanza desde un piso sin ascensor

Mudarse tiene sus pros y sus contras. Al principio estás ilusionado porque te vas a un nuevo hogar, y la mayoría de las veces estamos felices por ello, pero cuando llega el momento de embalar y transportar todo el mobiliario puede que nos agobiemos o nos desesperemos, y más aún cuando vivimos en un piso sin ascensor o nos mudamos a uno. Por, eso en este post vamos a hablar de cómo hacer una mudanza sin ascensor.

Diferentes alternativas y soluciones en una mudanza sin ascensor

Al vivir en un piso sin ascensor la mejor solución es contratar a una empresa de mudanzas y sobretodo que cuente con las herramientas adecuadas para cargar artículos pesados y de grandes dimensiones, que sea más fácil y que no nos dañen nuestras pertenencias.

Una vez llegado el momento de hacer la mudanza, deberíamos de asegurarnos que, efectivamente, los muebles no se pueden sacar por la escalera. Transportar un sofá , por ejemplo, puede ser una odisea si no lo tenemos en cuenta sus medidas y la forma de moverlo…

Si es así, otra cosa que debemos tener en cuenta es por dónde vamos a sacar el mobiliario. Buscar la ventana o la puerta (si tenemos terraza) más amplia y con mejor acceso que nos permita acceder con el elevador.
Existen diferentes tipos de elevadores que pueden llegar a cualquier altura, como pueden ser:

  • Escaleras extensibles y motorizadas. Ideales para acceder por la ventana de la fachada del edificio, pueden llegar a cualquier altura y tiene una plataforma para poder mover la carga.
  • Montacargas para mudanzas colocadas en vehículos. Especialmente utilizadas para acceder desde puntos más complicados. Es fácil de montar y desmontar.

Lo mejor es preguntar a la empresa cuál es el mecanismo que más te conviene y el que mejor se adapta a tus necesidades.

Requisitos para hacer una mudanza con elevador

Una de las dudas más comunes es si tenemos que pedir algún tipo de permiso para mudanzas en caso de que  necesitemos  poner el montacargas, escalera o alguna herramienta necesaria para poder realizar la mudanza.

Si vives en una urbanización o un residencial privado y no es necesario utilizar la vía pública, no hace falta pedir permiso a la administración competente, simplemente con avisar a tus vecinos o al presidente de la comunidad para que no les pille de sorpresa es suficiente, pero no es obligatorio.

Pero en cambio, cuando no hay más remedio que acceder por la vía pública, hay que tener en cuenta si tenemos que cortar la calle completa porque es de un solo carril o es muy estrecha o de si solo hiciera falta pedir permiso por carga y descarga o si vas a ocupar la vía entera, y es aquí cuando hay que pedir la solicitud de ocupación de la vía.

La empresa de mudanza será la encargada de gestionar el permiso y la documentación requerida.

Se deberá presentar la documentación requerida y abonar las tasas que correspondan.

  • Cuando se trata de cortar carriles de circulación, es necesario solicitarla con una antelación mínima de 10 días hábiles, ya que se debe redireccionar el tráfico por una vía alternativa.
  • Cuando solo afecte a zonas de estacionamiento, zonas de carga y descarga, se deberá solicitar 5 días antes.

Y por último, hay que tener en cuenta que el tiempo máximo permitido para poder ocupar la vía pública no podrá ser más de 10 días hábiles.

Al mismo tiempo que pedimos permiso para sacar las cosas de nuestro apartamento, debemos tener en cuenta la normativa del lugar a dónde nos dirigimos. En este caso, hay que tener en cuenta de si cambiamos de provincia, ciudad o incluso de país.

Muebles pesados, embalaje y transportación

El sistema de montacargas y elevadores automáticos es una herramienta muy cómoda y rápida para transportar los muebles más pesados pero eso no quita que no se tengan que embalar correctamente.

Muchas empresas de mudanzas te ofrecen este servicio pero si decides hacerlo por tu cuenta debes tener claro que debe estar perfectamente embalado.

Por lo tanto ten en cuenta que si te toca hacer mudanza y no tienes ascensor, contratar una empresa con elevadores tendrá las siguientes ventajas:

  1. Será más económico
  2.  Más rápido
  3. Evitamos estropear los muebles
  4. No molestamos a los vecinos