Transportín para gatos cuando hay que hacer mudanzas

Mudanza con gatos: ¡organízate bien!

Los gatos no son conocidos precisamente por su buena afinidad por el cambio. La mayoría de los gatos son criaturas altamente territoriales que prefieren pasar sus días en un entorno familiar y son resistentes a las nuevas rutinas. Al igual que otros animales de compañía, como los conejos, buena parte de su confianza y tranquilidad se basa en el perfecto conocimiento de su entorno. Ellos saben y controlan cada día dónde está cada cosa en el hogar. Pero desafortunadamente para nuestros amigos felinos, ocasionalmente tenemos que cambiar de casa, y eso significa que ellos también tienen que irse de mudanza, lo que implica un desajuste importante en esta pauta de seguridad para ellos. Te te encuentras en esta situación, y quieres algunos consejos para hacer una mudanza con gatos… ¡has encontrado el post que buscabas!

Cómo hacer una mudanza con gatos

La clave para hacer una mudanza con un gato está en minimizar lo más posible su estrés ante este proceso. La forma en que un gato reacciona a este tipo de cambio tiene mucho que ver con su temperamento individual, pero como parte de su familia humana, es nuestra responsabilidad mitigar la ansiedad de la situación tanto como sea posible. Al dedicar el tiempo y el esfuerzo para reducir el estrés de nuestro gato mientras se realiza la mudanza, podemos ayudar a facilitar la transición y disminuir la probabilidad de que nuestro compañero felino desarrolle comportamientos basados ​​en el miedo o la ansiedad en su nuevo hogar.

Consejos para hacer una mudanza con nuestro gato

Trasladar a un gato a una nueva casa implica tres aspectos básicos: los preparativos previos a la mudanza, la mudanza en sí misma y la instalación en el nuevo hogar.

Preparación

Vamos a darle tiempo a nuestro gato para acostumbrarse a su transportín. Podemos dejarlo sentado con la puerta abierta y una cómoda cama adentro. Ocasionalmente, dejamos un par de golosinas para gatos para que pueda encontrarlas por su cuenta. Comenzamos así, poco a poco, a alimentar a nuestro gato en el transportador. Si nuestro gato es reacio a ingresar al transportín para comer, podemos simplemente empezar colocando su plato al lado. Después de unos días, colocamos el plato dentro del transportador, justo cerca de la abertura. Luego, durante una o dos semanas, movemos gradualmente el plato hacia la parte posterior del transportín para que nuestro gato tenga que avanzar un poco más cada día. Finalmente, colocamos el plato en la parte posterior para que tenga que ir hasta el final para comer.

Es buena idea dejar colocadas en la casa las cajas de mudanza una o dos semanas antes de que necesitemos comenzar a empaquetar todo para que nuestro gato tenga tiempo de acostumbrarse a su presencia. Si se muestra nervioso mientras estamos realizando el embalaje, probablemente estará más feliz encerrado en una habitación tranquila, lejos de la actividad y el ruido. También es una buena idea confinar a nuestro gato el día antes de iniciar el embalaje, si creemos que podría tratar de esconderse en una de las cajas.

Debemos intentar mantener la rutina diaria de nuestro colega felino lo más estable posible. Cumplir con su horario regular de alimentación, juego y atención. Un alimentador con un temporizador puede ser útil para asegurarse de que coma a la misma hora todos los días.
Si es un gato muy nervioso, o se estresa fácilmente, podemos hablar con su veterinario sobre el uso de medicamentos contra la ansiedad para facilitarle el proceso de mudanza.

consejos para hacer una mudanza con gatos

La mudanza

Para evitar que nuestro gato salga corriendo por la puerta mientras entran y salen los profesionales de la mudanza, es buena idea que permanezca en un baño con comida, agua, una cama y una caja de arena. Colocamos un cartelito en la puerta pidiéndoles a los operarios que mantengan la puerta cerrada y evitamos ese problema importante.

Alimentamos a nuestro gato con un desayuno muy pequeño el día de la mudanza para reducir el posible malestar estomacal.

Mientras se encuentre en tránsito, tenemos que resistir el impulso de abrir el transportín de para calmarlo. Un gato asustado puede intentar escapar. Solo debemos abrirlo en un área segura y cuando sea absolutamente necesario.

No olvidemos llevar un rollo de cinta de embalaje en caso de que el transportín necesite un refuerzo o reparaciones de emergencia en el camino.

Estableciéndose en la nueva casa

Llevamos inmediatamente a nuestro gato a una habitación que permanecerá relativamente tranquila. Antes de abrir el transportín, instalamos los platos de comida y agua, la caja de arena y la cama. Colocamos algunas de sus golosinas favoritas alrededor de la habitación para alentarlo a explorar.

Es buena idea mantener a nuestro gato en esta habitación de «hogar» durante sus primeros días en la nueva casa. Esto le permitirá acostumbrarse gradualmente a las vistas, sonidos y olores de su nuevo hogar sin sentirse abrumado. También esto le facilitará encontrar su caja de arena, comida y agua.

Debemos pasar tiempo con nuestro colega en la habitación de su hogar, al principio haciendo actividades discretas como leer o ver televisión. Cuando comience a explorar, le ofrecemos atención, golosinas y tiempo de juego.

Cuando termine el desempaque, podemos darle a nuestro gato acceso gradualmente al resto de la casa, una habitación a la vez. Si no es posible cerrar las puertas para limitar su acceso, supervisamos de cerca sus sesiones de exploración.

De este modo facilitaremos su acomodación en su nuevo hogar.

Olvídate del estrés en tu mudanza y sigue nuestros consejos y técnicas de relajación

Las Mudanzas y el estrés: Hazlo fácil

Está claro que en el momento de realizar cualquier mudanza, los nervios salen a flote ¡No dejes que esto te pase!  La sola idea de mudarnos puede dar miedo: mil cajas, desorden, pérdida de objetos, transportar muebles… Por eso, es inevitable preguntarnos: ¿Es posible una mudanza sin estrés? ¡Sí! Y vamos a contarte cómo. Este post tiene como objetivo ayudarte a que ese proceso tan tedioso sea lo más llevadero posible, aconsejándote e informándote de cómo puedes ejecutar tu mudanza sin ningún tipo de estrés.

Mudanza sin estrés, ¿es posible?

¡Claro que es posible! Solo hay que mantener la calma y seguir varios pasos para conseguir mantener el equilibrio entre el proceso de la mudanza y tu rutina.

1º.- Ten paciencia y una actitud positiva. ¿Para que te vas a estresar antes de hacer nada? primero prográmate con bastante antelación. Una mudanza perfecta del todo es casi imposible, así que ¡tómatelo con mucha calma!

2º.- Sentencia a lo que te vas a llevar. Estás ante una perfecta excusa para poder tirar lo que ya no utilices. Cuando tengas claro qué es lo que realmente te vas a quedar, ve organizándolo en diferentes cajas con nombres escritos para cuando lleguen a la nueva casa no sea un desastre estando abriendo caja por caja.

3º.- Garantiza que las cajas de cartón tengan buena resistencia. No olvides que lo barato puede llegar a salir caro. Asegúrate de escoger una buena caja en la que no se rompa la base y cuidado con cargarlo demasiado.

4º.- Cuando ya esté todo empaquetado, realiza una lista para saber las cajas que te llevas, para no dejarte nada.

5º.- Permite que la empresa especializada en mudanzas realice su labor. Esto no quiere decir que te desentiendas, mantente cerca para resolver cualquier duda que pueda ocasionarles .

6º.- Desempaqueta tus pertenencias con meticulosidad. En caso de que el personal no solo te transporte la mudanza sino que además te realizara el desempaquetado, explícales perfectamente cómo y dónde quieres las cosas

7º.- ¡Sin prisas! Ya está, lo más laborioso está terminado. Solo es llegar a tu nuevo hogar e ir colocando poco a poco tus pertenencias en su nuevo sitio. No te estreses si hay cajas por la casa durante un tiempo, todo será bien ubicado.

consejos para una mudanza sin estrés

¿Qué causa el estrés en una mudanza?

Al principio, el pensar que hay que realizar la dichosa mudanza nos puede ocasionar ansiedad y bloqueo. Nuestra sensación de estrés puede surgir al tener que ocuparnos del embalaje en mitad de la rutina.

También hay que tener en cuenta que se pueden producir más de alguna indecisión, el miedo de lo que pueda venir siempre está. Puede ser que tengas en mente la idea de que tu nueva vivienda no cumplirá con tus expectativas, que te preocupe que tus vecinos sean amables o no… que se manifieste la melancolía (añorar aquello que dejas atrás se entremezcla con la nueva vida). Todo ello crea una confusión de sentimientos.

20 Técnicas relajación para una mudanza sin estrés

 Antes de comenzar la mudanza, pon en práctica estas técnicas y lánzate a por ello:

1.- Respira con el diafragma.
2.- Medita.
3.- Bebe té verde.
4.- Masca chicle.
5.- Coloca la cabeza sobre una almohada.
5.- Canta.
6.- Realiza un masaje en tus manos.
7.- Cepillate el cabello.
8.- Instala una zona zen.
9.- Realiza Yoga.
10.- Escucha música. Puedes crear tu propia lista en Spotify.
11.- Baila.
12.- Realiza aromaterapia
13.- Empieza a planificar tus vacaciones de verano y ¡levanta el ánimo
14.- Pasa tiempo con tu mascota.
15.- Bebe o huele el café.
16.- Escribe lo que más te apetezca en un diario.
17.- Aprieta con todas tus fuerzas una Stress Ball.
18.- Cierra los ojos y escucha la brisa.
19.- Cuenta hasta 1000.
20.- Toma un poco de miel.

ideas para eliminar el estrés en una mudanza

Puedes realizar cualquier otra acción, que también te pueda servir para la relajación como por ejemplo:

Date un baño caliente o bien lee tu libro preferido. En cualquier tarea que estés realizando no te olvides de respirar profundamente. Pero, sobre todo, no pienses en lo que te viene ahora, ¡confía en que todo saldrá a salir de boca!

Por si todo esto no te sirve, te invitamos a ejecutar la meditación tradicional llamada «Mindfulness». Esta, Se ha de practicar media hora al día, en cualquier lugar libre de ruidos. Nos ayudará aumentar la concentración e incrementar la memoria, además de evitar la depresión.

El mejor consejo que podemos darte es la contratación de un servicio de mudanzas, ¡déjalo todo en sus manos y relájate!

En Enrytrans contamos con un excelente servicio de mudanzas, gracias al cual puedes olvidarte de todo tipo de ansiedades y estrés. Tendremos en cuenta cuál será el mejor momento para realizar la mudanza que deseas, planificando tu vida laboral y cotidiana. ¡No dudes en preguntarnos!