Transportín para gatos cuando hay que hacer mudanzas

Mudanza con gatos: ¡organízate bien!

Los gatos no son conocidos precisamente por su buena afinidad por el cambio. La mayoría de los gatos son criaturas altamente territoriales que prefieren pasar sus días en un entorno familiar y son resistentes a las nuevas rutinas. Al igual que otros animales de compañía, como los conejos, buena parte de su confianza y tranquilidad se basa en el perfecto conocimiento de su entorno. Ellos saben y controlan cada día dónde está cada cosa en el hogar. Pero desafortunadamente para nuestros amigos felinos, ocasionalmente tenemos que cambiar de casa, y eso significa que ellos también tienen que irse de mudanza, lo que implica un desajuste importante en esta pauta de seguridad para ellos. Te te encuentras en esta situación, y quieres algunos consejos para hacer una mudanza con gatos… ¡has encontrado el post que buscabas!

Cómo hacer una mudanza con gatos

La clave para hacer una mudanza con un gato está en minimizar lo más posible su estrés ante este proceso. La forma en que un gato reacciona a este tipo de cambio tiene mucho que ver con su temperamento individual, pero como parte de su familia humana, es nuestra responsabilidad mitigar la ansiedad de la situación tanto como sea posible. Al dedicar el tiempo y el esfuerzo para reducir el estrés de nuestro gato mientras se realiza la mudanza, podemos ayudar a facilitar la transición y disminuir la probabilidad de que nuestro compañero felino desarrolle comportamientos basados ​​en el miedo o la ansiedad en su nuevo hogar.

Consejos para hacer una mudanza con nuestro gato

Trasladar a un gato a una nueva casa implica tres aspectos básicos: los preparativos previos a la mudanza, la mudanza en sí misma y la instalación en el nuevo hogar.

Preparación

Vamos a darle tiempo a nuestro gato para acostumbrarse a su transportín. Podemos dejarlo sentado con la puerta abierta y una cómoda cama adentro. Ocasionalmente, dejamos un par de golosinas para gatos para que pueda encontrarlas por su cuenta. Comenzamos así, poco a poco, a alimentar a nuestro gato en el transportador. Si nuestro gato es reacio a ingresar al transportín para comer, podemos simplemente empezar colocando su plato al lado. Después de unos días, colocamos el plato dentro del transportador, justo cerca de la abertura. Luego, durante una o dos semanas, movemos gradualmente el plato hacia la parte posterior del transportín para que nuestro gato tenga que avanzar un poco más cada día. Finalmente, colocamos el plato en la parte posterior para que tenga que ir hasta el final para comer.

Es buena idea dejar colocadas en la casa las cajas de mudanza una o dos semanas antes de que necesitemos comenzar a empaquetar todo para que nuestro gato tenga tiempo de acostumbrarse a su presencia. Si se muestra nervioso mientras estamos realizando el embalaje, probablemente estará más feliz encerrado en una habitación tranquila, lejos de la actividad y el ruido. También es una buena idea confinar a nuestro gato el día antes de iniciar el embalaje, si creemos que podría tratar de esconderse en una de las cajas.

Debemos intentar mantener la rutina diaria de nuestro colega felino lo más estable posible. Cumplir con su horario regular de alimentación, juego y atención. Un alimentador con un temporizador puede ser útil para asegurarse de que coma a la misma hora todos los días.
Si es un gato muy nervioso, o se estresa fácilmente, podemos hablar con su veterinario sobre el uso de medicamentos contra la ansiedad para facilitarle el proceso de mudanza.

consejos para hacer una mudanza con gatos

La mudanza

Para evitar que nuestro gato salga corriendo por la puerta mientras entran y salen los profesionales de la mudanza, es buena idea que permanezca en un baño con comida, agua, una cama y una caja de arena. Colocamos un cartelito en la puerta pidiéndoles a los operarios que mantengan la puerta cerrada y evitamos ese problema importante.

Alimentamos a nuestro gato con un desayuno muy pequeño el día de la mudanza para reducir el posible malestar estomacal.

Mientras se encuentre en tránsito, tenemos que resistir el impulso de abrir el transportín de para calmarlo. Un gato asustado puede intentar escapar. Solo debemos abrirlo en un área segura y cuando sea absolutamente necesario.

No olvidemos llevar un rollo de cinta de embalaje en caso de que el transportín necesite un refuerzo o reparaciones de emergencia en el camino.

Estableciéndose en la nueva casa

Llevamos inmediatamente a nuestro gato a una habitación que permanecerá relativamente tranquila. Antes de abrir el transportín, instalamos los platos de comida y agua, la caja de arena y la cama. Colocamos algunas de sus golosinas favoritas alrededor de la habitación para alentarlo a explorar.

Es buena idea mantener a nuestro gato en esta habitación de «hogar» durante sus primeros días en la nueva casa. Esto le permitirá acostumbrarse gradualmente a las vistas, sonidos y olores de su nuevo hogar sin sentirse abrumado. También esto le facilitará encontrar su caja de arena, comida y agua.

Debemos pasar tiempo con nuestro colega en la habitación de su hogar, al principio haciendo actividades discretas como leer o ver televisión. Cuando comience a explorar, le ofrecemos atención, golosinas y tiempo de juego.

Cuando termine el desempaque, podemos darle a nuestro gato acceso gradualmente al resto de la casa, una habitación a la vez. Si no es posible cerrar las puertas para limitar su acceso, supervisamos de cerca sus sesiones de exploración.

De este modo facilitaremos su acomodación en su nuevo hogar.

Hacer una mudanza en navidad

Mudanza en Navidad: ¿Es posible?

¿Año nuevo, casa nueva? Durante las fechas navideñas generalmente el número de mudanzas disminuye, pero sigue habiendo familias que eligen estos días para hacer el cambio de casa que tenían proyectado e iniciar el año en su nuevo hogar. A pesar de lo que pueda parecer a priori, una mudanza en Navidad tiene algunas ventajas que pueden compensar los inconvenientes que estas fechas tan especiales presentan. De hecho, con la ayuda de una compañía de mudanzas profesional y experimentada las desventajas pueden anticiparse y minimizarse, de modo que los Reyes Magos no tengan problemas en encontrar la nueva dirección en la que entregar sus regalos.

Ventajas de una mudanza en Navidad

Una mudanza no es siempre una elección, un cambio meditado que responde a una decisión personal o familiar en el que disponemos de mucho tiempo para planificar y elegir el momento adecuado para mudarse. Obviamente hay circunstancias personales y profesionales que pueden requerir dar este paso, y no siempre se pueden elegir las fechas para realizarlo. Independientemente de las razones que motiven que nos estemos planteando una mudanza en época navideña, es bueno saber que estos días cuentan con algunas ventajas que podemos aprovechar.

Una de las principales razones para elegir estas fechas es la posibilidad de aprovechar las vacaciones y días libres que rodean a los días festivos navideños. Incluso aunque solo se dispongan de algunos días, una empresa de mudanzas con experiencia en estas tareas se adaptará a las necesidades particulares de nuestro caso y puede asesorarnos para planificar todo convenientemente.

Precisamente el hecho de que, en esta época del año, el número de mudanzas suele ser menor, puede significar que encontremos descuentos y ofertas en el sector. La mejor disponibilidad de horarios, por parte de la empresa, puede hacer que encontremos condiciones ventajosas para realizar una mudanza concentrando las tareas en un corto plazo.

Si hay niños implicados en el cambio de casa, esta es una época en la que puede resultar mucho más sencillo que el proceso no afecte a sus hábitos escolares; además de poder encontrar más fácilmente colaboración en la familia para que los pequeños sigan teniendo unas vacaciones plenas mientras se realiza la mudanza.

Por otro lado, ¿qué mejor ocasión para celebrar una cena de Navidad o comida de Año Nuevo que inaugurando una nueva casa con familia y amigos? Terminar el proceso de cambio de hogar con una celebración entrañable y divertida es un aliciente extra que nos anime en la preparación de todos los detalles de la tarea.

hacer una mudanza en navidad tiene pros y contras

Desventajas de mudarse en navidad

Una desventaja evidente, sobre todo en ciertas zonas geográficas, es el frío habitual de esta época del año. Aunque no vivamos en el clásico paisaje nevado de las postales navideñas, este es un periodo del año en que las temperaturas bajan y no es buena idea mantener la casa abierta durante mucho tiempo, o pasar la jornada entrando y saliendo con los cambios de temperatura que eso conlleva. Una mudanza en Navidad es perfectamente posible, pero afrontarla con un resfriado puede hacerla bastante cuesta arriba. Los profesionales de la empresa de mudanza nos pueden ayudar a planificar las operaciones al detalle, dejando que podamos supervisar el procedimiento con comodidad y minimizando esta problemática.

Hay que tener en cuenta también que durante el periodo navideño suele haber más tráfico por carretera, sobre todo en ciertos días y en algunas zonas urbanas. Además, el estado de la carretera puede estar en condiciones menos transitables si estamos en lugares con posibilidad de nieve, nieblas o hielo. Esto significa que cualquier proceso de transporte va a dilatarse más que en otros momentos del año, y es un tiempo extra con el que hay que contar a la hora de planificarlo todo. Si tenemos la precaución de incluir esta demora previsible en nuestros planes, no debe ser un factor importante y su impacto en el procedimiento total resultará mínimo.

Consejos por si surgen imprevistos en la mudanza

Lo que sí puede llegar a resultar un contratiempo importante son los imprevistos. Durante las navidades cualquier problema que no hayamos sido capaces de prever, generalmente por causas azarosas y difícilmente previsibles, puede suponer un retraso mayor en nuestros planes que en otros periodos del año. Es una época en la que toda la actividad se paraliza en las fechas concretas de las fiestas especiales, y se concentra de forma masiva alrededor de ellas. De modo que un imprevisto que, en otras circunstancias se podría resolver en el mismo día, puede tenernos atascados durante dos o tres jornadas sin alternativa posible. Por eso es importante contar con la ayuda de una empresa de mudanzas con experiencia, que pueda aportar soluciones flexibles como respuesta a los problemas que surjan. Sería también muy conveniente que disponga de un servicio de guardamuebles, en el que caso de que necesitemos un lugar en el que nuestras pertenencias puedan estar seguras incluso si se presenta una demora en los planes trazados.

Con un poco de previsión y la colaboración profesional adecuada, aunque nos mudemos en Navidad nuestra máxima preocupación será hacerle llegar a tiempo nuestra nueva dirección a los Reyes Magos.

Servicio de mudanzas en San Vicente

Alquiler de guardamuebles en San Vicente del Raspeig: la mejor solución

¿Mudanza? ¿Reformas? Pocas palabras ilusionan y atemorizan a la vez tanto como estas dos. Cambiar de casa, iniciar un nuevo proyecto en otro lugar o transformar nuestro espacio en el hogar que siempre habíamos deseado; son ese tipo de tareas que todos queremos que terminen antes de empezarlas. De hecho, a menudo, ni siquiera sabemos por dónde empezar. ¿Cómo embalar los objetos delicados? ¿Cómo transportar ese mueble tan cómodo pero enorme? ¿Dónde dejar todo lo que hay en la casa mientras la reforman o mientras se pueda entrar en la nueva vivienda? ¿Y si hay retrasos? Preguntas que pueden suponer un estrés añadido al que conlleva, ya de por sí, cualquier nuevo proyecto, por muy ilusionante que sea su final previsto. Si estás buscando empresas de alquiler de guardamuebles en San Vicente del Raspeig… ¡has dado con el post perfecto!

¿En qué puede ayudarnos un guardamuebles?

Una de las partes de una mudanza o reforma que más inseguridad genera es saber qué hacer con nuestros objetos mientras se realiza el proceso. En San Vicente del Raspeig existen servicios de guardamuebles que nos pueden solucionar este problema. Porque la mejor forma de evitar quebraderos de cabeza es, lógicamente, confiar en profesionales con experiencia que pueden aconsejarnos y guiarnos durante todo el procedimiento. Una empresa de mudanzas y guardamuebles puede encargarse de embalar nuestras pertenencias de forma segura, desmontar y volver a montar los muebles si es necesario, transportarlas adecuadamente, almacenarlas y custodiarlas el tiempo que sea necesario y colocarlas finalmente en el lugar elegido. Nuestra tarea será solamente estar presentes y dar las indicaciones sobre cada objeto que necesite atención especial. ¿Y si hay alguna parte del proceso que podemos hacer nosotros mismos? Sin problemas, los presupuestos de una empresa de mudanzas profesional son flexibles y se adaptan a lo que realmente necesitemos.

¿Qué se puede almacenar en un guardamuebles y durante cuánto tiempo?

Es mucho más fácil hablar de qué no se puede almacenar en un guardamuebles: Seres vivos (animales o plantas). Materiales tóxicos o inflamables. Alimentos perecederos. Armas de fuego o armas blancas. Y, por supuesto, cualquier sustancia ilegal. Con estas lógicas excepciones cualquier otro objeto se puede guardar el tiempo que se necesite. No importa si se trata de gran mobiliario, cajas, electrodomésticos, ropa, juguetes, recuerdos o documentos; todo aguardará convenientemente empacado y en un lugar seguro el final de la mudanza o la reforma.  No hay tiempo límite en los contratos de alquiler de un guardamuebles, son flexibles y se adaptan a las necesidades del cliente.

¿Es seguro el servicio de guardamuebles?

La seguridad es uno de los puntos fuertes más importantes de un servicio de guardamuebles. Las condiciones dependen de cada empresa; por ejemplo: Enrytrans, en Alicante, cuenta con instalaciones con vigilancia y seguridad durante las 24 horas del día. Los muebles y enseres quedan almacenados en un guardamuebles totalmente cerrado y aislado. Hay un control de acceso estricto y sólo mediante el DNI autorizado se puede retirar algo del interior. De este modo nuestras pertenencias están seguras y además protegidas de humedades, robos y desperfectos. Los objetos frágiles contarán con un embalaje especial, diseñado para protegerlos de impactos externos y evitar desperfectos en ellos. Además, si el número de objetos es elevado, el personal de la empresa se puede ocupar del empaquetado e inventariado, de modo que localizar un objeto en particular durante el tiempo de almacenado resulte más sencillo.

Servicio de guardamuebles

¿Qué diferencia hay entre un guardamuebles y un trastero?

Existen varias diferencias entre un trastero y guardamuebles. Para tiempos limitados y contratos flexibles que se adapten a ese plazo que necesitamos, un guardamuebles es la mejor opción. Si queremos un lugar permanente, sería más lógico optar por un trastero. En cuanto a la seguridad, en un guardamuebles contaremos con la vigilancia y el control del personal de la empresa; y en el caso del trastero será el usuario quien deberá encargarse de establecer las medidas de seguridad que vea oportunas. Por otro lado, un trastero no suele contar con servicio de transporte y embalaje, mientras que en un guardamuebles puedes solicitarlo y pedir presupuesto para sus diversas modalidades.

¿Cuánto cuesta alquilar un servicio de guardamuebles?

Los precios de un guardamuebles dependen, sobre todo, del espacio que se necesite. El número de metros cuadrados de que queramos disponer es el factor principal a la hora de calcular el precio. También hay que tener en cuenta los servicios que se soliciten en cuanto a transporte y embalaje (la seguridad suele ser algo inherente a las empresas que ofrecen alquiler de guardamuebles). Esto hace que los precios oscilen mucho en función de lo que necesitemos. Se estima que se pueden encontrar a partir de 70 euros al mes.

¿Hay empresas de mudanzas y guardamuebles en San Vicente del Raspeig?

Desde luego, una zona activa como esta no podía dejar de contar con este tipo de opción. Enrytrans, cuenta con las características y servicios aquí descritos. Se puede solicitar presupuesto sin compromiso alguno, y contar con su experiencia profesional para planificar todo el proceso del modo que mejor se adapte a cada circunstancia particular.

Materiales embalaje mudanza

Cómo embalar para la mudanza: la guía que estabas buscando

Al empezar una mudanza una de las tareas que se realizan con pesadez, lentitud y desafiantes es a la hora de embalar. Cuando llevamos mucho tiempo llenando cajas y mas cajas, empezamos a no prestar atención a preparar adecuadamente algo tan importante como los muebles, que muchas veces se rayan, rompen y sufren desperfectos durante el traslado por culpa de un mal embalaje.

Pasos a seguir para embalar correctamente

Empezamos por vaciar los muebles, quitar cualquier objeto para que pesen menos, hacer que sea más fácil el transporte de este y evitamos que el mueble reciba golpes por dentro por culpa del objeto al ser trasladado.

  1. Limpiar el mueble así eliminamos el polvo, la suciedad, el moho o las bacterias que se han acumulado con el paso del tiempo.
  2. Desmontar el mueble, si se puede desmontar en piezas el mueble, así facilitamos el traslado y evitamos que sufra daños, guardar los tornillos en bolsas transparentes y pegarlas con celo al mueble para saber que tornillos pertenecen a cada mueble o poner una etiqueta dentro de la bolsa para poder identificarlas.
  3. Embalar.

¿Qué Materiales de embalaje necesito en una mudanza?

Los materiales de embalaje que vamos a necesitar hay que tenerlos a mano. No escatimes en gastos ya que es importante. Los materiales necesarios serán principalmente: Papel de burbuja y papel de plástico film.

El papel de burbuja se utilizará para los objetos más frágiles y el papel film será para evitar rayaduras, suciedad etc.

En cuanto a las Cajas de cartón para mudanzas procura que sean de buena calidad y de distintos tamaños. Hay cajas con autocierre permite cerrarse sin cinta de embalar o “cajas armarios” que permiten guardar la ropa sin doblar.

Cinta de embalar con dispensador nos servirá para cerrar las cajas, unir piezas y mantener cajones y puertas de muebles cerrados que nos permitirá evitar que no se pierda nada durante el traslado.

Cubre sofá y cubre colchón servirá para proteger sofás, sillones, sillas y colchones de la suciedad y los golpes durante el traslado.

Mantas protectoras que se combinan con el rollo de film, ayuda a proteger los muebles, si es necesario colocando el mueble encima y arrastrando.

Protectores de esquinas son útiles en electrodomésticos para evitar el daño en las esquinas.

Relleno de espuma vale la pena rellenar las cajas que vayan a transportar objetos frágiles.

herramientas que necesitas para embalar

6 Herramientas para embalar una mudanza

Herramientas nos serán necesarias para los trabajos de embalar, estos son:

  • Martillo nos hará falta para clavar y calzar partes.
  • Destornilladores para quitar tornillos o piezas de muebles que desmontemos.
  • Llave inglesa nos será útil para aflojar y apretar las tuercas y tornillos de los muebles.
  • Tijeras sí la cinta de embalar no cuenta con dispensador nos será muy útil tener una a mano
  • Cinta métrica nos servirá para medir los muebles y saber si caben en el ascensor, las escaleras y si entran en nuestro hogar, también puede servir para los objetos que ponemos en las cajas.
  • Cúter nos servirá para cortar las cintas y poder abrir las cajas con mayor facilidad y rapidez que con las tijeras, pero hay que tener cuidado de no dañar los objetos que hay dentro de las cajas.

Cómo envolver muebles para la mudanza

Ahora empezaremos a explicar cómo embalar por tipos de muebles. Los muebles como armarios, mesas, cómodas o librerías se podrían envolver con mantas y telas para evitar que se rayen. Cierra las puertas y cajones con cinta así evitas que se deslicen y se abran. Si alguno de ellos es desmontable lo mejor es desmontarlo.

Con los armarios roperos lo más seguro es desmontarlos. Para embalar la ropa se utiliza maletas o también armarios portátiles o fundas de plástico, con los vestidos y trajes se utilizara bolsas con cremallera.

Los electrodomésticos envuélvelos de plástico film y protege las esquinas con los protectores.

Los sofás, sillas y sillones hay que envolverlos con plástico film así los protegerás de rayaduras, manchas y humedad. Si las patas se pueden desmontar hazlo para facilitar el transporte, guárdalos en bolsas al igual que los cojines y almohadas. Aquí tenemos un ejemplo de nuestros compañeros mex pack:

Consejos a tener en cuenta para la mudanza

Estos consejos facilitaran la mudanza para no sufrir pérdidas de objetos, prevenir daños a los objetos que hay en las cajas de mudanza o a nosotros mismos y administrar mejor la mudanza.

Tener un inventario de todos los objetos y muebles nos ayuda a saber cuales quieres trasladar a tu nuevo hogar, cuántos materiales de embalaje y cajas vamos a necesitar. También gracias a esto una empresa de servicios de mudanzas nos facilitara un presupuesto para la mudanza.

No llenar las cajas en exceso ya que esto hace que el traslado de la caja sea más lento, puede romperse la caja y dañar el contenido o provocarnos daños a nosotros. Lo mejor es distribuir el contenido entre cajas más pequeñas.

Poner letras o números a las cajas para saber qué contienen y en qué habitación se deberían de poner para facilitar el montaje.

Tener un plano mental del nuevo hogar ayuda a saber donde van los muebles. Los muebles que vas a cambiar dentro de poco o vas a desecharlos, no es recomendables llevarlos ya que el presupuesto aumentaría.

Marcar las cajas con contenido frágil esto es vital para tener el máximo cuidado con estas cajas.

Si seguimos todos estos pasos agilizaremos las mudanzas haciendo que sean fáciles y rápidas.

y tú, ¿Tienes alguno más?