Robot de Boston Dynamic que ayuda con las mudanzas

Conoce a Stretch, el robot de Boston Dynamic

Cuando se piensa en el futuro que se asoma ya a nuestro presente se mira a los avances en inteligencia artificial y en robótica. Son áreas de desarrollo en las que, lo que comienza como una asistencia facilitadora, se acaba convirtiendo en un medio de producción de sorprendente efectividad. Un programa que se diseñó para ayudar a componer música terminó generando a la diva virtual Hatsune Miku, un holograma que canta y hace giras internacionales.

La compañía que desarrolló Spot, el perro robot, presentada ahora a Stretch, un nuevo robot que puede trabajar junto con los humanos para acelerar las operaciones que se desarrollan en un almacén.

Son avances que llevan la experimentación más allá y la centran en facilitar nuestra vida laboral y cotidiana. Proyectos que se concretan en forma de robots móviles físicos, que alguna vez pudieron haber parecido ciencia ficción, pero que ya pueden cooperar con nosotros en los procesos laborales.

¿Cómo puede ayudar Stretch en las mudanzas?

La empresa de robótica Boston Dynamics ha estado a la vanguardia en el desarrollo de este tipo de autómatas, sobre todo con su robot con forma de perro Spot, que puede completar rondas de inspección autónoma con sus sensores e incluso puede abrir puertas con un brazo especialmente diseñado para ese tipo de función.

Ahora, la compañía de robótica ha presentado Stretch, un nuevo robot de acción logística y movimiento de cajas diseñado para soportar la creciente demanda de automatización en la industria de la logística.

Ventajas de Strecht

Esto marca el debut de Boston Dynamic en la automatización de almacenes y se produce después de un año de restricciones pandémicas que han impulsado las ventas de comercio electrónico y las demandas de entrega. El nuevo robot está diseñado para abordar una serie de tareas en instalaciones de almacén y centros de distribución donde se requiere un movimiento rápido de cajas, comenzando primero con la descarga de camiones y luego expandiéndose a la construcción de pedidos.

Según la compañía, la base móvil omnidireccional del robot le permite navegar por los muelles de carga, maniobrar en espacios reducidos y adaptarse a los diseños cambiantes de las instalaciones. Esto le hace un firme candidato a favorecer operaciones en mudanzas, ya que el robot destaca por su capacidad para adaptarse a las diversas zonas en las que tenga que operar. También muestra un manejo controlado y cuidadoso del material que carga y descarga, por lo que no habría problema con pertenencias delicadas bien embaladas.

Para qué sirve el nuevo robot de mudanzas de Boston Dynamic
¿De qué está hecho el nuevo robot de Boston Dynamic?

Está equipado con un brazo liviano de diseño personalizado y una pinza inteligente con sensores y controles avanzados que pueden manejar una gran variedad de cajas.
Los enfoques tradicionales de automatización de almacenes a menudo pueden requerir una infraestructura fija. Boston Dynamic se ha centrado en que Stretch ofrezca un camino operativo más fácil al trabajar dentro de los espacios de almacén existentes sin necesidad de instalar una nueva infraestructura fija.

Este tipo de robot móviles permite el movimiento flexible de materiales y mejora las condiciones de trabajo de todos los implicados en la labor de carga, descarga y trasporte.
Stretch combina los avances de Boston Dynamics en movilidad, percepción y manipulación, lo que le capacita para abordar las tareas de manejo de casos más desafiantes y propensos a ocasionar lesiones entre los profesionales humanos.

El componente principal de Stretch es el mástil de percepción, una gran torre que se asienta sobre la misma base giratoria que el brazo y alberga la mayoría de los sensores del robot. El mástil alberga sensores 2D y de profundidad, lo que le da a Stretch una vista elevada de sus alrededores. Para la visión, el robot utiliza el software «Pick» de Boston Dynamic, una colección de algoritmos impulsados ​​por aprendizaje automático para detectar y mover cajas.

La base de Stretch tiene una interfaz modular donde pueden conectarse varios accesorios. Para la descarga de camiones, puede conectarse una cinta transportadora a Stretch, de modo que el robot pueda llevar la cinta transportadora consigo a medida que se adentra más en el camión. Esto significa que solo tiene que levantar una caja, girar y soltarla para una descarga más rápida.

También hay un accesorio de carrito de palés, por lo que el robot puede transportar un palé mientras prepara los pedidos. También se pueden conectar sensores adicionales a la base, ya sea para el conocimiento de la situación, como cámaras adicionales, o un lector de código de barras para la entrada.

El software de Strecht

Boston Dynamic espera vender Stretch en 2022, cada componente ha sido reelaborado para la fabricación y para reducir costos, confiabilidad y mayor rendimiento. El diseño visto actualmente es un prototipo ya muy cercano al producto final que dispondrá de algunos sensores más, como un lidar (Laser Imaging Detection and Ranging) en la cara del robot, un dispositivo que permite calcular con mucha precisión las distancias, y que añadirá aún más seguridad en el manejo de objetos al robot. Todo el equipo de software del autómata se ha desarrollado para optimizar los sistemas de control, visión y autonomía, en el hardware real de Stretch.