Cómo independizarse con éxito de casa

Cómo independizarse de casa de tus padres con éxito

Ha llegado el momento de independizarse. Para estas ocasiones de manera general se recurre a símiles del tipo de dejar el nido o aprender a volar en solitario. Sí, es curioso, suelen ser metáforas sobre pájaros, quizás porque llega a verse tan complicado como si se necesitasen alas de verdad para hacerlo.

Las estadísticas nos dicen que en nuestro país independizarse es un paso que se da cada vez más tarde. Esto se debe a múltiples causas, sociales y laborales, que lo dificultan. Esto implica que es un proceso que requiere mucha planificación cuidadosa, consideración y tomar las primeras decisiones realmente “adultas».

Guía para independizarse

Antes de mudarse de la casa de los padres, es importante elaborar un plan de mudanza en el que tanto quien se va como sus padres puedan estar de acuerdo. Se suele recomendar que se establezca una fecha objetivo para cuando se crea que podrá hacerse efectiva la mudanza.

Esto no significa que se tenga que completar todo el proceso de salida al completo antes de esta fecha. Sin embargo, es un punto de partida para todos y marca un hito importante y definitivo en el proceso. Poner una fecha de mudanza objetivo para mudarte establecerá una marca de referencia y te dará ese impulso adicional.

La mayoría de los problemas para independizarse con éxito están relacionados con el aspecto económico. Con seguridad, cualquiera que esté pensando en dar este paso habrá hecho ya muchos números sobre la situación. Pero siempre está bien tener claras dos pautas muy sencillas a este respecto.

Independizarse de casa de tus padres nunca fue tan fácil
Enrytrans-mudanzas Alicante

Conocer muy bien nuestro panorama financiero

Esto incluye tener muy claros los ingresos mensuales reales con los que se va a contar y los gastos mensuales, tanto los actuales y seguros (alquiler, comida, entretenimiento, transporte, etc.) como los previsibles. De este modo se podrá trazar una expectativa realista sobre cuánto se podrá ahorrar mensualmente para afrontar imprevistos.

Estar preparados teniendo un fondo de emergencia

No es suficiente con disponer de la cantidad estrictamente necesaria en la cuenta bancaria para cubrir gastos mensuales e ir manteniendo una línea de ahorro para los imprevistos. Antes incluso de pensar en realizar la mudanza para independizarse, es importante disponer ya de un fondo de emergencia.

Nunca se sabe lo que puede suceder en el futuro, por lo que suele recomendarse disponer del equivalente a 6 meses de gastos ahorrados. En este aspecto hay que considerar que elegir bien la empresa de mudanza que va a llevar nuestras cosas a su nuevo hogar, es una de las mejores formas de contribuir a ese ahorro.

Elegir la empresa de mudanzas

A menos que tengamos muy pocas cosas para mudarnos, lo recomendable es contratar profesionales para que nos ayuden y asesoren con la mudanza. Por otro lado, optar por una mudanza con pocos enseres implica un mayor gasto posterior a la hora de acomodar la nueva vivienda, por lo que una mudanza bien organizada y lo más completa posible es una buena inversión.

La posibilidad de contar con profesionales que puedan trasladar mobiliario y objetos delicados sin problemas nos evitará buena parte de esos imprevistos costosos a los que hacíamos referencia antes.

Una empresa de mudanza experimentada puede solventar esta parte importante del proceso de forma rápida y eficiente. Si ofrece planes que se adapten a nuestras necesidades específicas y al volumen de objetos que queramos trasladar de forma segura incluso mejor.

Empaquetar correctamente las pertenencias

Desde cajas y cinta adhesiva hasta envoltorios de burbujas y bolsas de espuma. Es necesitaremos contar con suministros de embalaje adecuados para ayudarnos con la mudanza prevista.

Para averiguar el número exacto de cajas de mudanza que necesitaremos y los mejores materiales de embalaje para cada tipo de objeto se puede consultar con la empresa de mudanza contratada. Aquellos que necesiten tamaños y formas específicas de cajas pueden recurrir a la compra de suministros específicos para esos casos.

Después de reunir los suministros, es hora de hacer las maletas. Para este tipo de mudanza se suele sugerir embalar primero los artículos que no sean esenciales, aquellos artículos que no se necesitarán en las próximas semanas, para poder hacer todos los preparativos con calma y sin prisas.

Por ejemplo, ropa de temporada, fotos, libros, material deportivo… El día antes de mudarse, es el momento de empaquetar los artículos esenciales, como artículos de tocador, pijamas, medicamentos recetados, etc., en una caja separada que se pueda encontrar fácilmente el día de la mudanza. Es bueno etiquetar claramente todas las cajas y llevar a mano los documentos importantes en todo momento.

Deshacerse de las cosas que no vayas a usar

¿Demasiadas cosas? Si los armarios están desbordados, puede ser el momento de deshacerse de algunas pertenencias antes de mudarse. Desprenderse de todo lo que no vamos a usar puede ser buena idea. Donar artículos poco usados ​​a organizaciones benéficas locales es una opción. Además, se puede considerar vender pertenencias a través de un mercado en línea o llevar objetos a tiendas de compra venta de segunda mano.

 

Contacta con Enrytrans para llevar tu mudanza

Si tienes cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros.