¿Cuál es el mejor momento para hacer la mudanza?

Elige el momento perfecto para hacer la mudanza y ponte manos a la obra.

La mudanza suele ser el momento que convierte en real un cambio que habitualmente es bastante significativo en nuestra vida, por este motivo queremos que todo salga perfecto. Si no tienes demasiada prisa en llegar a tu nueva casa vamos a repasar algunos detalles que te pueden ayudar a seleccionar cual es el momento ideal para hacer la mudanza.

Es imposible que encontremos un momento para hacer la mudanza en el que no exista ningún inconveniente ya que son muchos los aspectos que entran en juego a la hora de realizar un traslado por eso vamos a buscar lo más beneficioso.

Aprovecha las vacaciones

Es indudable que el transporte de todo lo que tenemos que mover hasta nuestra nueva casa nos va a robar bastante tiempo. Por este motivo es importante decidir si queremos hacerlo en nuestro tiempo libre o si optamos por contratar a profesionales que puedan adelantar casi todo el trabajo mientras nosotros estamos en otras cosas.

¿Cuáles son las ventajas de hacer la mudanza en verano?

En caso de lanzarnos a ocuparnos nosotros mismo de todo este trabajo necesitaremos bastante tiempo por lo que lo más habitual es aprovechar las vacaciones de verano. De esta manera podremos alargarnos durante más horas del día.

Hacer la mudanza en verano tiene muchas ventajas.

Además de las vacaciones, el verano tiene muchas otras ventajas para hacer una mudanza, una de ellas es el tráfico. Lo más corriente es que durante las fechas estivales la gente salga de vacaciones y eso se traduzca en una reducción del tráfico. Esto nos permitirá movernos más rápido por la ciudad y hacer los viajes necesarios en el menor tiempo posible. A esto hay que añadirle que esto aumentará la facilidad de encontrar un sitio donde aparcar cerca de casa lo que nos facilitará el mover los enseres que llevemos en cada viaje.

Pero estas no son todas las ventajas del verano, otra que no podemos pasar por alto es la climatología. Es cierto que durante los meses de junio a agosto el calor puede ser asfixiante pero el hecho de que los días sean más largos y que tengamos luz solar hasta bien entrada la tarde ayuda bastante. Además, en contrapartida del calor agobiante hay que tener en cuenta que en otras épocas las lluvias y el frio nos obligan a ir más abrigados lo que puede complicar el mover todo el mobiliario.

Las ventajas de hacer la mudanza en invierno

No todo son pegas si has decidido hacer tu mudanza durante el invierno, es más te vamos a contar algunas ventajas muy interesantes que pueden hacer cambiar de idea a cualquiera.

Aunque parezca contraproducente una de las grandes ventajas es que durante el periodo invernal del año hay muchas menos mudanzas, esto provoca que las empresas que se dedican a las mudanzas sean mucho más flexibles con sus horarios y fechas ya que tienen más disponibilidad que se podrán ajustar mejor a las necesidades personales que presente cada caso.

La baja afluencia de mudanzas nos da alguna otra ventaja como son las diferentes ofertas que podemos encontrar en las empresas de mudanzas además de que son fechas mucho más eficientes si lo que tenemos que hacer es ejecutar cualquier papeleo.

Hacer la mudanza en invierno, una opción a tener en cuenta.

Consejos atemporales

Como podéis ver tanto en las fechas estivales, como si elegimos el invierno, tenemos pros y contras. Por este motivo, para intentar ayudaros un poco más, os vamos a dejar unos cuantos consejos válidos para vuestra mudanza en cualquier fecha del año:

  • Organización ante todo. En primer lugar, es importante que esté todo bien organizado antes de empezar a mover cosas. Ten anotado lo que tienes que llevar y donde va a ir cada cosa, las cajas de cartón, etc… Es bastante complicado conseguir que no surja ningún imprevisto, pero una correcta organización ayuda a minimizar su impacto.
  • Elige la fecha adecuada.  Antes de tomar la decisión de la fecha ten en cuenta que, como hemos dicho antes, durante el verano hay más mudanzas y lo mismo sucede si elegimos los primeros o los últimos días de cada mes. Tener esto en cuenta te puede ayudar a encontrar los mejores precios para tu mudanza.
  • Prepara la ruta que vas a hacer desde el punto A al punto B. Ten claro las calles por las que tienes que pasar, controla por donde hay más y menos tráfico. Esto ayuda a que todo se mueva más rápido y podrás evitar atascos innecesarios. La elección de la hora también es importante. Puedes comenzar a prepararlo todo a primera hora de la mañana, pero quizá sea mejor no cargarlo todo en los vehículos hasta media mañana ya que la afluencia de coches será menor.

Estos son los consejos que podemos darte para que tu mudanza salga a pedir de boca. Como has podido comprobar el momento de la mudanza es muy importante. La experiencia puede ser muy diferente e influye desde la época del año hasta la hora del día que elijamos para tener una experiencia más llevadera.