Una guía completa sobre las mudanzas internacionales

Mudarse a otro país: La guía más completa para mudanzas internacionales

El organizar mudanzas internacionales, o un traslado a otro país suele traer consigo una serie de molestias asociadas, que pueden hacernos pasar una mala experiencia innecesaria. En Enrytrans, queremos ofrecerte los mejores consejos para que puedas disfrutar de tu viaje o cambio de residencia en las mejores condiciones.

¡Que el traslado no sea un impedimento para disfrutar de la experiencia de irse a vivir a un nuevo lugar! Sé inteligente y no empieces a prepararlo todo el último día. Si tomas esta operación con el suficiente tiempo de antelación, puedes asegurarte de que las probabilidades de alcanzar el éxito se multiplican de una forma exponencial. Burocracia, papeleo, portes, todo depende en parte de dar con la empresa adecuada. Porque ellos te ayudarán con su operatividad y soluciones, a tratar todos los temas que intervienen en una mudanza de este tipo.

¿Sigue siendo válido mi pasaporte o documento de viaje? ¿Puedo utilizar el permiso de conducir de mi país de origen para alquilar un coche en mi nuevo destino? ¿Ese destino acepta mis tarjetas? ¿Hay algún procedimiento o solicitud que debo hacer?  A continuación, vamos a darte una serie de claves que te ayudarán a sobrevivir a una mudanza de carácter internacional.

¿Qué hago con mis posesiones ante una mudanza internacional?

Ante una mudanza de carácter internacional, no te queda otra que ser selectivo, y quedarte únicamente con aquellas posesiones de claro valor sentimental, y que sean imprescindibles.

La forma en la que estos objetos pueden ser almacenados y transportados tendrán también un peso definitivo en la posibilidad de llevarlos al nuevo destino. Mira el lado bueno, quizás puedas conseguir algo de dinero para financiar la mudanza o para empezar en tu nuevo destino mediante la venta de tus antiguos muebles y objetos.

Quédate únicamente con aquellas posesiones que sean imprescindibles.

También deberás recordar todos los servicios a los que te has suscrito para cancelar tu membresía. Son servicios que te cobran cada mes, y que ya no vas a necesitar en tu nuevo destino.

¿Estás suscrito al periódico local? ¿Tienes una cuota de gimnasio? ¿Has comprado recientemente algo por Internet o a través de un catálogo de venta por correo? ¿Puedes usar tu cuenta de Netflix donde te vas a mudar? Aspectos paralelos a las mudanzas internacionales, que te ayudarán a salir de tu lugar de origen y llegar al nuevo destino con menos preocupaciones.

planificar tu mudanza es primordial en una mudanza internacional

7 Consejos para sobrevivir a las mudanzas internacionales

1.- Define bien tus prioridades

Tanto si se trata como una mudanza por temas de trabajo, como por cualquier otro motivo, tendrás que tener bien definidas tus prioridades. Piensa bien cuándo será el mejor momento para hacer tu mudanza. Si viajas con la familia o si viajas solo, si quieres empezar de nuevo y dejar el pasado atrás, o si quieres llevarte un trozo de tu antigua vida.

Estos son aspectos un poco más profundos que se deben meditar con calma. Acompañado de la familia o quien vaya a ir contigo en el viaje. En caso de que vayas a ir solo, tómate tu tiempo para reflexionar sobre cómo te vas a tomar esta nueva aventura.

2.- Encuentra a los profesionales adecuados

Dar con la empresa especializada en mudanzas internacionales adecuada es una suerte y sin duda definitivo para quedar 100% satisfecho con tu cambio de residencia. Por mucho que decidas dejar atrás y por muy buena que sea la selección de cosas que no necesitas llevar, ¡siempre necesitas el respaldo de una empresa como Enrytrans!

¿Que no sabes en qué podemos ayudarte? Aquí podrás verlo un poco mejor…

3.- Infórmate sobre tu nuevo lugar de residencia

Una buena forma de empezar a preparar tu traslado con la suficiente antelación es informarse sobre las leyes, la cultura y las costumbres de tu nuevo destino. Piensa que algunos países son restrictivos con el comportamiento y la vestimenta en público. La ignorancia de las leyes y reglas locales puede meter a un recién llegado en problemas.

4.- Realiza listados y checklists para asegurarte de que no se olvida nada

Una de las mejores formas de asegurarte de que todo está en orden y no quedan flecos, es mediante la costumbre de realizar checklist y listados. Tanto de tareas a realizar antes y durante la mudanza, como de objetos y cosas que quieras transportar o dejar en el camino.

Trucos para saber qué guardad y qué no en una mudanza

5.- Prepárate para la purga

No hagamos de esto un drama. Es evidente que, cuando se trata de mudanzas internacionales, no vamos a poder llevarnos absolutamente todo.

Se fuerte y firme para seleccionar aquello que te encanta, pero que no te puedes llevar.

Escoge solamente aquellos recuerdos que se puedan transportar de una forma medianamente sencilla o que tengan un marcado carácter sentimental.

6.- No te olvides de las mascotas

También deberás empezar cuanto antes con el papeleo y cualquier vacuna requerida para las mascotas en el nuevo país de origen. En casos de mudanzas al extranjero se hace necesaria la ayuda de una compañía profesional de transporte de mascotas. Esto allanará el camino a los miembros peludos de su familia.

7.- Verifica la atención sanitaria de tu lugar de destino

Tendrás que verificar la atención médica disponible en el país de destino, así como comprobar si necesitas contratar un seguro médico privado. Consulta las inyecciones que debes recibir antes de viajar y organízalo todo con tiempo suficiente antes de viajar.

¿Cuánto cuesta una mudanza internacional?

Es cierto que el precio dependerá de tus circunstancias y tipo de mudanza que quieras realizar, sin embargo podemos ver un precio estimado en este vídeo que nos propone infocif:

Ahora ya sabes todo lo necesario para sobrevivir a mudanzas internacionales de la mejor forma. Como habrás podido comprobar, es imprescindible contar con la ayuda de una empresa especializada en este tipo de traslados. Desde Enrytrans ofrecemos siempre una atención personalizada desde el primer momento, te damos presupuesto sin compromiso, y también los mejores consejos para llevar a cabo tu mudanza.

Elige el momento perfecto para hacer la mudanza y ponte manos a la obra.

¿Cuál es el mejor momento para hacer la mudanza?

La mudanza suele ser el momento que convierte en real un cambio que habitualmente es bastante significativo en nuestra vida, por este motivo queremos que todo salga perfecto. Si no tienes demasiada prisa en llegar a tu nueva casa vamos a repasar algunos detalles que te pueden ayudar a seleccionar cual es el momento ideal para hacer la mudanza.

Es imposible que encontremos un momento para hacer la mudanza en el que no exista ningún inconveniente ya que son muchos los aspectos que entran en juego a la hora de realizar un traslado por eso vamos a buscar lo más beneficioso.

Aprovecha las vacaciones

Es indudable que el transporte de todo lo que tenemos que mover hasta nuestra nueva casa nos va a robar bastante tiempo. Por este motivo es importante decidir si queremos hacerlo en nuestro tiempo libre o si optamos por contratar a profesionales que puedan adelantar casi todo el trabajo mientras nosotros estamos en otras cosas.

¿Cuáles son las ventajas de hacer la mudanza en verano?

En caso de lanzarnos a ocuparnos nosotros mismo de todo este trabajo necesitaremos bastante tiempo por lo que lo más habitual es aprovechar las vacaciones de verano. De esta manera podremos alargarnos durante más horas del día.

Hacer la mudanza en verano tiene muchas ventajas.

Además de las vacaciones, el verano tiene muchas otras ventajas para hacer una mudanza, una de ellas es el tráfico. Lo más corriente es que durante las fechas estivales la gente salga de vacaciones y eso se traduzca en una reducción del tráfico. Esto nos permitirá movernos más rápido por la ciudad y hacer los viajes necesarios en el menor tiempo posible. A esto hay que añadirle que esto aumentará la facilidad de encontrar un sitio donde aparcar cerca de casa lo que nos facilitará el mover los enseres que llevemos en cada viaje.

Pero estas no son todas las ventajas del verano, otra que no podemos pasar por alto es la climatología. Es cierto que durante los meses de junio a agosto el calor puede ser asfixiante pero el hecho de que los días sean más largos y que tengamos luz solar hasta bien entrada la tarde ayuda bastante. Además, en contrapartida del calor agobiante hay que tener en cuenta que en otras épocas las lluvias y el frio nos obligan a ir más abrigados lo que puede complicar el mover todo el mobiliario.

Las ventajas de hacer la mudanza en invierno

No todo son pegas si has decidido hacer tu mudanza durante el invierno, es más te vamos a contar algunas ventajas muy interesantes que pueden hacer cambiar de idea a cualquiera.

Aunque parezca contraproducente una de las grandes ventajas es que durante el periodo invernal del año hay muchas menos mudanzas, esto provoca que las empresas que se dedican a las mudanzas sean mucho más flexibles con sus horarios y fechas ya que tienen más disponibilidad que se podrán ajustar mejor a las necesidades personales que presente cada caso.

La baja afluencia de mudanzas nos da alguna otra ventaja como son las diferentes ofertas que podemos encontrar en las empresas de mudanzas además de que son fechas mucho más eficientes si lo que tenemos que hacer es ejecutar cualquier papeleo.

Hacer la mudanza en invierno, una opción a tener en cuenta.

Consejos atemporales

Como podéis ver tanto en las fechas estivales, como si elegimos el invierno, tenemos pros y contras. Por este motivo, para intentar ayudaros un poco más, os vamos a dejar unos cuantos consejos válidos para vuestra mudanza en cualquier fecha del año:

  • Organización ante todo. En primer lugar, es importante que esté todo bien organizado antes de empezar a mover cosas. Ten anotado lo que tienes que llevar y donde va a ir cada cosa, las cajas de cartón, etc… Es bastante complicado conseguir que no surja ningún imprevisto, pero una correcta organización ayuda a minimizar su impacto.
  • Elige la fecha adecuada.  Antes de tomar la decisión de la fecha ten en cuenta que, como hemos dicho antes, durante el verano hay más mudanzas y lo mismo sucede si elegimos los primeros o los últimos días de cada mes. Tener esto en cuenta te puede ayudar a encontrar los mejores precios para tu mudanza.
  • Prepara la ruta que vas a hacer desde el punto A al punto B. Ten claro las calles por las que tienes que pasar, controla por donde hay más y menos tráfico. Esto ayuda a que todo se mueva más rápido y podrás evitar atascos innecesarios. La elección de la hora también es importante. Puedes comenzar a prepararlo todo a primera hora de la mañana, pero quizá sea mejor no cargarlo todo en los vehículos hasta media mañana ya que la afluencia de coches será menor.

Estos son los consejos que podemos darte para que tu mudanza salga a pedir de boca. Como has podido comprobar el momento de la mudanza es muy importante. La experiencia puede ser muy diferente e influye desde la época del año hasta la hora del día que elijamos para tener una experiencia más llevadera.

Los mejores consejos para tu mudanza de oficina

Cómo hacer una mudanza de oficina

El proceso de mudarse de oficina es algo distinto que mudarse de casa. Por lo general, hay muchas más personas involucradas en una mudanza de oficina que en una mudanza de casa. Por ello es necesario que la organización sea aún mayor. Además, para una empresa mudarse de oficina supone dejar de estar operativos durante algún tiempo, o al menos no producir al 100%. Por eso estudiar los costes, contar con una buena planificación y hacer una mudanza eficiente es de vital importancia.

10 Tips para cambiarse de oficina

Ya seas una empresa pequeña, mediana o grande, te traemos unos consejos que te servirán para hacer la mudanza de oficina lo más organizada posible. Estos consejos te servirán tanto si vais a contar con un servicio de mudanzas como si no.

Planifica tu presupuesto y analiza opciones

Para hacer el presupuesto de una mudanza de oficina, ten en cuenta cuánto tiempo os llevará hacer la mudanza porque durante ese período no seréis productivos al 100%. Al margen de eso, tendrás que considerar también los costes de la mudanza en sí.

Una vez sepas el presupuesto que podéis destinar a la mudanza, compara las opciones de que dispones. Si sois una empresa pequeña, quizás podáis considerar hacer la mudanza por vuestra cuenta, aunque no es lo más recomendable.

Si vuestra empresa es un poco más grande, analiza las ofertas de distintas empresas de mudanza y elige la que mejor se adapte a vuestras necesidades. No olvides considerar factores como la calidad del embalaje que usan, si cuentan con seguro o no, si tienen servicio guardamuebles para almacenar mobiliario durante la mudanza….

Elige la fecha del traslado

Elige la fecha de tu mudanza estratégicamente. Si vuestra empresa es grande y os va a llevar mucho tiempo mudaros, podéis elegir hacerla durante los meses de menor actividad de vuestro sector.

Por ejemplo, por regla general mudarse durante los meses de verano puede ser una buena opción, aunque tendrás que tener en cuenta las vacaciones de los empleados.

Planifica con antelación tu mudanza de oficina

Una de las claves para que la mudanza de la oficina sea eficiente es que cada persona tenga unas instrucciones claras y concisas sobre qué debe hacer, cuándo y cómo.

Cada empleado de la empresa debería saber cuál es su papel dentro de la mudanza. Por ejemplo, quizás debe encargarse solo de empaquetar sus objetos personales, o también puede ser quien se encargue del traslado de un determinado tipo de documentos.

Si la empresa es muy grande, asignar encargados de coordinar cada departamento puede ayudaros a organizaros mejor.

Si te organizas, mudarse de oficina será muy fácil.

Traslada los equipos informáticos primero

Una de las primeras cosas que debe trasladarse son los equipos o sistemas que necesiten un proceso largo de montaje e instalación. Por ejemplo, ordenadores, teléfonos…

Es conveniente trasladarlos a la nueva oficina lo antes posible para que el equipo técnico pueda ir adelantando su instalación.

Ten un inventario

Hacer un inventario para la mudanza de una oficina puede ser todo un reto, según su tamaño. Pero ayudará a que no se pierda nada durante la mudanza y a encontrar los objetos más rápidamente una vez se esté en la nueva oficina.

Para el inventario, es recomendable que lo organicéis por departamentos y que cada departamento se encargue de ir recopilando lo que contiene cada caja. Y por supuesto, etiquetad las cajas de acuerdo al inventario para localizarlas después.

Caja de imprescindibles

Cada empleado debería tener preparada una caja de los objetos imprescindibles que necesita para poder empezar a trabajar lo antes posible.

De esta manera, en cuanto el mobiliario y equipos mínimos necesarios para empezar a trabajar estén listos, los empleados podrán retomar sus tareas mientras se monta el resto de la oficina.

Planifica el material necesario

Para hacer una mudanza, necesitarás una serie de suministros básicos: cinta adhesiva, cajas, tijeras para cortar la cinta, plástico de burbujas… Planifica todo lo que vayáis a necesitar para que la mudanza no tenga que interrumpirse por un motivo como que no os quede cinta.

Antes de mudarte de oficina, avisa a tus clientes

Ten disponible un vehículo

Si vuestra empresa es pequeña y habéis decidido hacer la mudanza vosotros mismos, aseguraos de tener un vehículo disponible para el día de la mudanza.

Si eres una empresa más grande o habéis decidido contar con profesionales que os hagan la mudanza, no tendréis que preocuparos por esto.

Avisa a tus clientes y proveedores

No olvides avisar a tus clientes y proveedores del cambio de dirección. Y no olvides también actualizar la dirección en vuestra web, Google My Business, material de papelería, tarjetas de visita…

Y por supuesto, habrá que reciclar las tarjetas de visita con la dirección antigua. Así podréis evitar cualquier posible confusión de dirección con un cliente en el futuro.

Cuenta con profesionales

Tenga el tamaño que tenga tu empresa, lo mejor es siempre contar con una empresa de profesionales de las mudanzas para que os ayuden, para que la mudanza sea más efectiva, el embalaje sea más seguro…

Si vuestra oficina es pequeña y realmente sois muy pocos, podéis considerar hacer el cambio vosotros mismos. Pero os ahorrareis muchas complicaciones y dolores de cabeza contratando los servicios de una empresa especializada en mudanzas.

consejos infalibles para organizar un guardamuebles

Cómo organizar un guardamuebles

Hay varios momentos en la vida en que podemos enfrentarnos al gran problema de la falta de espacio. Quizás estás haciendo una reforma en casa, ha llegado un nuevo miembro a la familia, estáis haciendo una mudanza en casa, os mudáis en la oficina y no sabéis dónde guardar el material… Sea por alguno de estos motivos o sea porque simplemente no te apetece deshacerte de algunas de tus cosas a pesar de que ya no las uses, la respuesta puede ser contratar un servicio de guardamuebles. Un guardamuebles te devolverá ese espacio que tanto te falta y que no puedes encontrar en casa. Y como se puede contratar durante el tiempo que quieras, te dará el tiempo que necesitas para organizarte o incluso podrás disponer de él de manera indefinida si así lo prefieres. La clave para aprovechar al máximo este servicio es el orden y la organización. Por eso, en este post te traemos varios consejos para que sepas cómo organizar un guardamuebles y así aprovechar al máximo todo el espacio. ¿Te suena bien? Pues sigue leyendo.

10 Tips para organizar un guardamuebles

En un guardamuebles puedes guardar una gran cantidad de objetos. Por supuesto, podrás almacenar tus muebles, pero también puedes utilizarlo para guardar cosas como herramientas, material deportivo, decoración, vajillas, ropa de temporada… La clave está en organizarte bien y aprovechar el espacio.

Estos son nuestros consejos para que organices tu guardamuebles de la mejor manera:

  • Antes de ponerte a organizar tu guardamuebles, quizás debas plantearte hacer una limpieza general de todo aquello que no necesitas ni quieres. A veces guardamos cosas por el simple hecho de que no hemos sacado un momento para revisar todo aquello que tenemos, pero son cosas que ni siquiera nos hacen falta ni nos gustan. Por eso, intenta sacar ese momento y revisar todas tus pertenencias. Regala, recicla o tira todo lo que no quieras y evalúa si te sigue faltando espacio. Si es así, entonces sí que puede haber llegado el momento de contratar un guardamuebles.
  • Haz una lista de todas las cosas que vas a guardar y de dónde las has puesto. Así encontrarás todo mucho más fácilmente y evitarás perder tus objetos. Puede dar algo de pereza, pero merece la pena invertir un poco de tiempo en hacer inventario.
  • Si hay algo que pienses que vas a necesitar en un plazo de tiempo más corto, déjalo más a mano en el guardamuebles. Si no, tendrás que mover todas las cajas cuando quieras cogerlo y te llevará mucho más tiempo encontrarlo.
  • Utiliza un material de embalaje de calidad. Esto evitará que se rompa y cuidará mejor de tus pertenencias. Por ejemplo, utiliza papel de burbujas antes que periódico porque el periódico puede soltar tinta y manchar. Utiliza también cajas de calidad para que no se deformen en exceso con el peso.
  • Si vas lo vas a contratar a largo plazo, quizás debas considerar montar estanterías o armarios en tu guardamuebles. Te ayudarán a ganar espacio, sobre todo si vas a guardar ropa. Eso sí, utiliza estanterías y armarios que sean resistentes para que aguanten bien el peso.
  • Guarda las cosas de peso en cajas pequeñas. Si haces una caja muy grande y muy pesada, te va a costar mucho moverla y manipularla después. Además, si vas a hacer una torre de cajas, pon las más pesadas abajo del todo para que puedan soportar bien el peso de las demás.
  • Clasifica los objetos y etiqueta. Guarda los juguetes con los juguetes, la ropa con la ropa, las herramientas con las herramientas… Y además, etiqueta cada recipiente con una nota que indique su contenido. De esta forma te será muchísimo más fácil organizarte y encontrarlo todo.
  • Cuando vayas a organizar la ropa en tu guardamuebles, clasifica la ropa por temporadas y asegúrate de guardarla bien seca para que no coja humedad y se eche a perder. De esta forma podrás hacer el cambio de armario más fácilmente cuando llegue el momento y estará en buen estado. Además, si vas a guardar ropa durante un largo período de tiempo, utiliza antipolillas para protegerla.
  • Llena bien las cajas y precíntalas. Esto las hará más resistentes, pero cuidado si contienen objetos que vayas a necesitar con frecuencia. Esas cajas mejor déjalas abiertas sin mucho peso encima para que puedas acceder a ellas con facilidad.
  • No guardes productos químicos peligrosos, inflamables o explosivos. Además, guarda los aparatos electrónicos sin pila. Si no, podrían estropearse con el paso del tiempo.

organizar un guardamuebles

Conclusión

Las razones para contratar un servicio de guardamuebles son muchas. Este te puede salvar de más de un apuro o dos. A veces nos falta espacio por alguna circunstancia y este servicio nos puede ayudar a recuperar ese espacio que tanto necesitamos.

Con los consejos que hemos compartido contigo estamos seguros de que sabrás cómo organizar un guardamuebles de la manera más eficiente aprovechando todo el espacio.

Y como último consejo, nos gustaría recomendarte que busques una empresa profesional y de confianza para contratar este servicio. Por ejemplo, en nuestro caso ofrecemos vigilancia y seguridad 24h en nuestros guardamuebles para que tengas la máxima tranquilidad de que tus cosas están seguras. Buscando un servicio así ganarás en espacio y en seguridad.

Todo lo que debes saber acerca de las cajas de cartón

Todo lo que debes saber sobre las cajas de cartón para mudanzas

Después de haber tomado por fin la gran decisión de mudarte, llegan la alegría y la ilusión. Pero también llegan las preocupaciones. Miras a tu alrededor y te haces consciente de la cantidad de cosas que has ido acumulando durante años. Y en ese momento te preguntas: ¿cómo voy a conseguir transportar todo esto? Después de unos primeros minutos de sudores fríos y de unas cuantas hiperventilaciones, te tranquilizas. Hay una solución: las cajas de cartón para mudanzas.

Y a partir de ese momento empiezas a preguntarte cosas por las que nunca antes te habías preocupado. ¿Dónde podré comprarlas? ¿Me costará mucho encontrarlas? ¿Y qué tipo de cajas debería comprar? No te preocupes. Hoy hemos escrito este artículo para dar respuesta a todas tus dudas sobre las cajas de cartón para mudanzas. Solo tienes que seguir leyendo.

Cómo conseguir cajas de cartón para tu mudanza

El primer paso va a ser conseguir cajas de cartón para tu mudanza. Para ello, existen varias opciones:

La primera opción es intentar conseguirlas de manera gratuita preguntando en locales y comercios si les sobran cajas que puedas llevarte. La ventaja de esto es que las cajas serían gratis, pero no es nada recomendable. Cada vez es más difícil encontrar cajas gratis y no es un método eficiente. Tendrás que ir a muchos sitios y lo más seguro es que en la mayoría te digan que no tienen. Y si tienen, probablemente las cajas no serán robustas y, por tanto, no serán seguras para usar en tu mudanza.

Conoce los distintos tipos de cajas de cartón que existen

La segunda opción es comprar las cajas. Esta opción es mucho más recomendable porque no perderás tu tiempo y las cajas serán de mayor calidad. Además, hoy en día puedes comprarlas en comercios físicos y en tiendas online. Sin duda, esta forma de conseguir las cajas es mucho más cómoda y rápida.

Si las vas a comprar, tienes la posibilidad de comprarlas en packs o de manera individual. Comprando kits o packs de cajas para mudanzas conseguirás un mejor precio, pero quizás los packs no se adapten a lo que buscas.

Dependiendo de lo que necesites empaquetar deberás decidir si los packs son suficientes para cubrir tus necesidades o si prefieres comprarlas de forma individual. Incluso si te interesa, puedes combinar un pack con alguna que otra caja individual.

Tipos de cajas de cartón

Si decides comprar las cajas, pronto te darás cuenta de que existen muchos tipos de cajas diferentes. Y de nuevo, el tipo de caja que compres dependerá de lo que necesites trasladar.

Los tipos de cajas más habituales que encontrarás son:

  • Cajas básicas. Dentro de este grupo encontrarás las cajas cuadradas o rectangulares de toda la vida. Son las más comunes, y tienen una gran variedad de tamaños y de capacidades.
  • Cajas con asas. Estas cajas son muy parecidas a las cajas básicas, pero tienen una ventaja muy importante: tienen asas. Esto hará que sean mucho más fáciles de cargar cuando tengas que moverlas.
  • Armarios de cartón. Estas cajas de cartón son muy especiales. Tienen forma de armario y en su interior disponen de una barra para poder colgar perchas. De esta forma, gracias a los armarios portátiles podrás transportar tu ropa mucho más fácilmente.
  • Cajas con celdas interiores. Existen cajas que incorporan celdas interiores. Estas celdas están formadas por filas y columnas de cartón que crean espacios para meter objetos de forma separada. Estas cajas son muy útiles para transportar botellas, vasos y platos de forma segura.

Accesorios para las cajas

Por último, también existe una gran variedad de accesorios para las cajas de tu mudanza. Estos te ayudarán a hacer tu mudanza de una forma mucho más eficiente y rápida.

Para embalar tus cajas, no te olvides del material necesario

Los más habituales son:

  • Cinta adhesiva o rollo de precinto. Un básico para cualquier mudanza. Necesitarás precinto para poder cerrar todas tus cajas.
  • Rotulador. Parece algo obvio, pero recuerda que necesitarás un rotulador de punta gorda. Te vendrá genial tenerlo a mano para poder etiquetar las cajas. Un consejo: además de indicar el contenido de la caja («ropa», «vajilla»…), deberías indicar si el contenido es frágil.
  • Máquina de precintar. Con esta máquina será mucho más sencillo y rápido manejar la cinta adhesiva y cortarla. Aunque si no quieres comprarla, siempre puedes usar el clásico cúter o las tijeras.
  • Plástico de burbujas. El plástico de burbujas te servirá para envolver los objetos más frágiles y delicados. Esto es imprescindible si quieres transportarlos a su nuevo destino de forma segura.
  • Carretilla de carga. No es el accesorio más habitual, pero contar con una carretilla de carga en tu mudanza sería estupendo para que tu espalda no sufra tanto con las cajas. Además, podrás mover más cajas de una sola vez y con menos esfuerzo.
  • Bolsitas antihumedad y de repelente para bichos. Si tu mudanza va a durar mucho tiempo, quizás debas considerar meter en algunas de tus cajas bolsitas antihumedad o de repelente para bichos.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para tu embalaje, ¿cómo se hace? Aquí tienes un vídeo en el que los compañeros de Cajas de Cartón nos muestran paso a paso cómo montar una caja:

Conclusión

Con toda esta información, estamos seguros de que podrás decidir qué tipos de cajas necesitarás para tu mudanza y si deberás contar con algún accesorio. Al final se trata de pensar en qué queremos trasladar y empaquetar, y buscar en base a eso el material que necesitaremos. La otra alternativa es contar con una empresa especializada en mudanzas que se encargará de aportar todo el material. Y por supuesto, hará toda la mudanza para que tú no tengas que preocuparte por nada.

Esperamos que este artículo haya ayudado a solucionar todas tus dudas sobre las cajas de cartón para mudanzas y… ¡Te deseamos una buena mudanza!

elige un armario portátil para tu mudanza

Transportar ropa en una mudanza: ¿armario portátil o bolsas al vacío?

Una mudanza es un momento muy emocionante, pero también puede ser algo estresante por la gran cantidad de tareas a las que hay que atender. Por eso, una buena organización es clave para hacer una mudanza perfecta y mudarnos de la manera más eficiente posible. El transporte de la ropa suele ser una cuestión a la que no prestamos mucha atención hasta el último momento, pero planearlo bien nos ahorrará muchos dolores de cabeza. ¿Cuál es la mejor forma de transportar la ropa en una mudanza? ¿Qué tipo de contenedores podemos emplear? ¿Crees que el armario portátil es mejor que las bolsas al vacío? En este post te damos una serie de claves para que el transporte de tu ropa te resulte más sencillo.

Cómo transportar la ropa en una mudanza

Cuando nos mudamos tendemos a infravalorar la cantidad de ropa que tenemos y su peso, por lo que no le dedicamos mucho tiempo a planear su transporte. Sin embargo, en el momento de empaquetarla nos echamos las manos a la cabeza. Y es que en la mayoría de casos la cantidad de ropa que guardamos en casa suele ser abrumadora.

Estas son algunas de las claves que te pueden ayudar a organizarte:

  • Aprovecha para deshacerte de la ropa que no quieres: este momento puede ser una gran oportunidad para deshacernos de esa ropa que está demasiado vieja o que ya no nos ponemos. Si la ropa está en buen estado, podrías donarla. Si está demasiado vieja, puedes usarla para envolver objetos frágiles en las cajas de mudanza como la vajilla o los jarrones y después tirarla.
  • Prepara una caja con lo que necesitarás de inmediato al mudarte: cuando te mudes va a ser de gran ayuda tener una caja preparada con la ropa que necesites para los primeros días. Mete unas cuantas mudas y quizás quieras meter también un neceser impermeable con lo indispensable para el baño. Así cuando estés en tu nueva casa no tendrás que abrir cajas buscando unos calcetines.
  • Clasifica tu ropa: para que el momento de guardar tu ropa en el nuevo armario sea más sencillo, clasifica tu ropa por temporadas. Así, cuando la vayas a guardar podrás organizar mejor tu ropa: la ropa de invierno aquí, los abrigos allá, bañadores en otro sitio…
  • Etiqueta los contenedores: utilices el tipo de contenedor que utilices, etiquétalo. Te será mucho más fácil después guardar tu ropa si tienes una caja en la que ponga «ropa de invierno», que si no sabes qué hay en cada caja.

Transportar ropa mudanza

  • No cargues demasiado los contenedores: cuando estamos empaquetando, no pensamos que la ropa pueda pesar mucho. Sin embargo, te sorprendería lo que una caja muy llena de ropa puede llegar a pesar.
  • Lo más pesado, arriba: cuando estés empaquetando, pon lo más pesado primero y lo más liviano arriba. Si no, se te chafará demasiado la ropa.
  • Guarda tus joyas por separado: las joyas pueden perderse o podrían dañar tu ropa enganchándose en los tejidos. Es mejor guardarlas por separado.
  • Limpia y seca: asegúrate de que te ropa está limpia y seca antes de meterla en el tipo de contenedor que utilices. Si no, cuando llegues a tu nueva casa puedes encontrarte con la horrible sorpresa de que haya cogido olor o humedad.
  • Compra repelente si la mudanza va para largo: si la mudanza va a llevarte mucho tiempo, quizás sea interesante comprar algo de repelente para insectos y meterlo junto con la ropa.

Armario portátil, la solución perfecta

Cuando hablamos de empaquetar la ropa, hay distintas opciones para almacenarla. Los tipos más comunes de contenedores que existen son:

Cajas: las cajas de cartón de toda la vida. Si vas a usar cajas, recuerda que la ropa pesa más de lo que parece, así que usa cajas pequeñas y ten cuidado con el peso.

Maletas: es muy común utilizar las maletas de viajes que tenemos por casa para transportar nuestra ropa. Es una opción interesante para aprovechar el transporte de la propia maleta. Aunque si no son muy grandes, tendremos que hacer muchos viajes y no es muy eficiente.

Armario portátil: los armarios portátiles son unas cajas que están específicamente preparadas para el transporte de ropa en mudanzas y los hay de distintos materiales como cartón o plástico. Consisten en una caja con una barra atravesada que simula un armario. Así se puede transportar la ropa de forma eficiente y sin arrugarla.

Bolsa al vacío: este tipo de bolsas tienen una abertura por la que se debe aspirar el aire con nuestra aspiradora. Al aspirar creamos el vacío y al final tapamos la abertura con un tapón para no perder el vacío que hemos creado. Lo bueno es que el volumen de la ropa se reduce prácticamente a la mitad, pero a cambio la ropa se arruga y la bolsa pesa mucho.

El armario portátil es la mejor solución
Apuesta sin duda por el armario portátil, la mejor solución para transportar tu ropa. Imágenes de Pinterest.

¿Con qué tipo de contenedor nos quedamos nosotros?

Para nosotros los armarios portátiles son el tipo de contenedor más eficiente a la hora de transportar la ropa de forma segura y sin arrugarla en exceso.

La única pega es que comprarlos puede ser algo más costoso que los otros contenedores y que después de la mudanza, realmente no los necesitamos más y ocupan mucho espacio. Por eso, contratar una empresa de transporte que disponga de armarios portátiles puede ser una solución muy eficiente para hacer tu mudanza.

Si te interesa, puedes consultar los servicios de mudanzas que ofrecemos nosotros. Y si quieres pedirnos un presupuesto para tu mudanza puedes hacerlo aquí.

Elijas la forma de transportar tu ropa que elijas, te deseamos una mudanza agradable y que disfrutes mucho de tu nuevo hogar.

Los mejores consejos para hacer una mudanza perfecta

Cómo hacer una mudanza perfecta

Querías cambiar tus horizontes, irte a vivir al campo o buscabas la tranquilidad de un chalet con piscina, y… ¡por fin has encontrado el lugar con el que soñabas! Antes de disfrutar de tu rincón en el paraíso, queda un asunto pendiente (y algo tedioso): mudarte. Debido al estrés que supone cambiar de domicilio, por todo lo que ello conlleva, hacer una mudanza perfecta parece casi imposible.

En Enrytrans sabemos que es difícil, ¡pero no imposible! Por eso, para ayudarte a quitarte el miedo, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a saber por dónde puedes empezar, cómo organizarte y los indispensables para sobrevivir a una mudanza.

¿Te interesa? Sigue leyendo ?

¿Por dónde empezar a hacer una mudanza? 

Siempre, a la hora de mudarnos nos surge la misma pregunta: “¿Por dónde empiezo?”. A continuación, te proponemos una guía que te ayudará a ponerte en marcha:

  1. Hazte con cajas de cartón y embalaje. Ten en cuenta que necesitarán cajas de distintos tamaños para guardar desde los objetos más grandes y pesados a los más frágiles. Pon en cajas pequeñas os objetos pesados y en las grandes los ligeros.Si contactas con una empresa de mudanzas, pídeles consejo sobre cómo embalar tus pertenencias o si se encargan ellos de esta tarea.
  2. Haz una selección entre tus pertenencias. Dos semanas antes de tu mudanza, escoge entre todos tus enseres qué cosas quieres donar y qué cosas te llevarás a tu nuevo hogar. Esta es una buena oportunidad para hacer limpieza y tirar todo aquello que nunca te has atrevido. ¡Aprovechala!
  3. Haz un inventario con pos it con todas tus pertenencias. ¡La mejor opción es utilizar colores! Mira este vídeo del canal de youtube de isasavlog, nos da unos trucos muy buenos para organizarnos:

4. Actualiza tu dirección. Una semana antes, contacta con los servicios de atención al cliente para darte de baja de tus contratos electricidad y agua. También para darlos de alta en tu nueva dirección.  Haz lo mismo con tu factura de móvil y tus seguros.

5. No olvides limpiar la casa antes de instalarte. Por último no olvides limpiar tu hogar del suelo al techo una semana antes de tu mudarte.

¿Vale la pena Contratar un servicio de mudanza?

Todo depende de lo que necesites. Si tienes pocas cosas para trasladar como ropa, algunos cojines, pequeños utensilios de cocina…  porque vienes de una vivienda en alquiler amueblada o vives en la misma ciudad, puedes alquilar una pequeña furgoneta y hacerlo tú mismo.

En caso que sea una mudanza nacional o internacional, la mejor opción siempre será mejor contratar con una empresa profesional de mudanza.

4 consejos para sobrevivir a tu mudanza

  • Haz una lista con todas tus pertenencias, para no perder nada.
  • Escribe sobre las cajas su contenido. De esta forma facilitarás el desembalaje.
  • Deja tu teléfono en sonido. Por mucho que parezca una tontería, con el trajín de cajas y muebles podemos perderlo de vista. De esta forma podrás encontrarlo más rápido.
  • Prepara un “kit o caja de supervivencia” para la primera noche. En ella, no debe faltarte:
    • Comida: bocadillos, galletas…
    • Botellas de agua
    • Ropa de cama
    • Pijama
    • Cepillo y pasta de dientes
    • Jabón
    • Bolsas basura
    • Papel   
    • vajilla de plástico

¡Esperamos que te hayan servido estos trucos! Seguro que ahora ya estás preparado para hacer tu mudanza 🙂

Razones para alquilar un guardamuebles

¿Por qué alquilar un guardamuebles?

Hoy en día existen muchas razones para mudarse; porque queremos un hogar más amplio que cumpla con las necesidades actuales de nuestra familia, por un nuevo empleo en un ciudad distinta a la nuestra, porque necesitamos hacer una reforma en casa… cualquiera de ellas, conlleva en algunos casos el necesitar un lugar donde almacenar nuestros muebles durante el largo proceso de mudanza o reforma. En este post de Enrytrans, hablamos de por qué alquilar un guardamuebles; sus ventajas, qué buscar en una empresa profesional y cuánto puede costarnos este alquiler. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

Ventajas de alquilar un guardamuebles

Un guardamuebles es un lugar en que guardar tu pertenencias de forma segura. Además de esta, existen otras muchas más ventajas:

  • Te permite almacenar todos tus bienes (ya sean grandes muebles, cajas, aparatos o electrodomésticos) en un lugar amplio,seguro y alejado de humedades.
  • Puede ser muy útil para guardar recuerdos como juguetes, prendas o reliquias familiares de las que no quieres desprenderte. Un guardamuebles puede ser muy útil mientras estás realizando una mudanza y necesitas trasladar poco a poco tus muebles.
  • Alquilar un guardamuebles puede ser una buena solución para las empresas que necesitan almacenar documentos, hacer inventario…

¿Qué buscar en una empresa de alquiler de guardamuebles?

Una buena empresa de guardamuebles debes poder ofrecerte:

  • Seguridad: vigilancia y seguridad 24h.
  • Flexibilidad. Poder elegir la duración del alquiler del guardamuebles será fundamental.  de tiempo de almacén : puedes elegir la duración que te conviene.
  • Acceso 24h a tus pertenencias.
  • Un seguro frente a robos o daños. De esta manera, si tus muebles sufren cualquier desperfecto es la responsabilidad de la empresa .

¿Cuánto puede costar alquilar un guardamuebles?

Dependiendo de los metros cuadrados que necesitas, podrás encontrar precios de alquiler de guardamuebles desde 70€ hasta 1200€ al mes. Elegir una empresa que se adapte a las circunstancias del cliente y le ofrezca promociones u ofertas para poder elegir un guardamuebles económico 

Bienvenidos al blog de enrytrans

Bienvenidos al blog

¡Bienvenidos! Desde el blog de Enrytrans queremos compartir consejos, trucos e información relevante sobre todo lo relacionado con las mudanzas y los guardamuebles. Nuestro objetivo es ayudarte a que tu proceso de mudanza sea más llevadero, y tus pertenencias estén seguras en el mejor lugar de almacenaje.

Si quieres estar al día de la actualidad en el mundo de las mudanzas y guardamuebles… ¡no te pierdas nuestros post! Estaremos encantados de que compartas con nosotros tus dudas y comentarios.

¡Te esperamos!