Tips para organizar una mudanza correctamente

Tips para organizar una mudanza correctamente

Se puede aprender a organizar una mudanza para que sea lo más simple posible. Como en todo, quienes llevan mucho tiempo dedicándose a este tipo de tareas, los profesionales con experiencia en mudanzas, pueden darnos una serie de buenos consejos para hacer que las tareas de la mudanza resulten más suaves y organizadas.

Y, en estos casos, eso significa menos estrés y más tranquilidad para afrontar un proceso de este tipo. Organizar una mudanza no es una tarea sencilla y requiere tiempo y una planificación minuciosa. Vamos a ver aquí algunos trucos y consejos para hacerlo todo más fácil.

 

¿Cuándo comenzar con los preparativos de la mudanza?

Tan pronto como sepamos que vamos a estar involucrados en una mudanza, es hora de ponerse manos a la obra para iniciar la organización. Esto no es algo que se deba posponer, porque de lo contrario terminaremos teniendo que embalar todo sin un buen plan, y esa es la manera más habitual de complicarlo todo.

Comenzar lo antes posible nos dará el tiempo necesario para planificar sin prisas, clasificar con calma y vender lo que no necesitemos sin urgencias o donar lo que nos parezca oportuno. Hay también muchos métodos diferentes para ordenar antes de una mudanza, por lo que seguramente, dedicándole un poco de tiempo, encontraremos un sistema que funcione bien para nosotros. Si nos mudamos con niños, comenzar temprano también nos dará tiempo para darles la noticia sobre la mudanza y que lo asimilen correctamente.

Antes de cambiarte de casa

Hay una decisión muy importante que tomar antes de embarcarse en una mudanza: elegir y contratar los servicios profesionales que vayamos a necesitar. Contar con una empresa de mudanzas de confianza y con experiencia, que nos pueda asesorar, nos va a hacer mucho más fácil los siguientes pasos a dar. Una andadura que comenzará con un plan que nos sirva para organizar la mudanza del modo más adecuado para nosotros.

Eliminar los elementos que no vamos a utilizar

Antes de comenzar a ordenar y clasificar, es bueno pensar en todos los elementos que ya sabemos que no vamos a necesitar o que deseamos renovar de cara a una nueva vivienda. Hay muchos candidatos: artículos viejos que ya casi no se usan, libros de texto que no hemos vuelto a abrir desde que terminamos los estudios o, por supuesto, esos regalos que nunca nos gustaron y ahora tenemos la excusa de decir que se perdieron en la mudanza.

Los artículos que aún estén en buenas condiciones de funcionamiento se pueden donar o vender; pensemos que muchos electrodomésticos, con años de uso, no van a amortizar el coste de su traslado en el tiempo de utilización que les quede.

Cómo y cuándo organizar los preparativos de una mudanza

Hacer un plan

El tiempo que le dediquemos a organizar un buen plan de ordenación y embalaje lo ganaremos con creces durante estos procesos. Se suele comenzar con la habitación menos utilizada del hogar y programar un tiempo todos los días para embalar y decidir qué elementos eliminar. Incluso si solo tenemos tiempo para una sola área cada vez, con tiempo y buena organización, cubriremos toda la casa.

Pensemos también en el nuevo hogar, cuánto espacio tiene disponible y si dispone de zonas de almacenamiento o no. De este modo nos será más sencillo tomar las decisiones sobre qué artículos, muebles y electrodomésticos necesitaremos, y cuáles no.

Deberíamos disponer de medidas precisas de zonas concretas de la nueva ubicación. No tiene sentido trasladar dos sofás si uno de ellos no cabe en el espacio que deseamos.

Haz limpieza antes de empaquetar

No todas las decisiones deben ser tomadas de inmediato; cuando hayamos reducido el volumen total de artículos a trasladar se puede ir empaquetando los artículos en cajas de «guardar», «tal vez» y «tirar». En el caso de que no tengamos suficiente espacio para todo, es sencillo transportar las cajas de «tal vez» al almacenamiento o donarlas en lugar de tratar de averiguar de qué deshacerse cuando estamos desembalando en la nueva casa.

Después de esto etiquetaremos de forma detallada las cajas que vayamos a trasladar. Esto nos solucionará buena parte de la tarea de desembalaje.

Si te mudas con muebles, no vacíes ciertos cajones

Si vamos a llevarnos muebles en nuestra mudanza a la nueva casa, puede ser buena idea no vaciar los cajones. Por ejemplo, una cómoda prendas de ropa ya organizadas y artículos ligeros que no se rompan puede no necesitar que se vacíen los cajones. Bastará con asegurar bien estos cajones para que no se vayan a abrir en el traslado y embalar el mueble con cuidado. Con esto evitaremos aumentar el volumen de la mudanza y nos ahorraremos el trabajo de sacar, empaquetar y volver a colocar esos artículos.

Las bolsas de basura son perfectas para artículos blandos

Hay varios tipos de artículos, blandos y que no se van a romper, que pueden quedar perfectamente en bolsas de basura. Peluches, edredones, ropa diversa… hay muchos posibles artículos que irán bien acomodados en este tipo de bolsas, fáciles de conseguir, económicas y disponibles en muchos tamaños.

Una vez dentro de la nueva casa

Si hemos planificado bien y etiquetado todo adecuadamente, será más fácil desembalar todo al llegar a la nueva casa. Podemos llevar cada caja a la habitación en la que se acomodarán los objetos, y empezar a desempaquetar por los artículos que vayamos a necesitar de forma inmediata.

 

Enrytrans, empresa de mudanzas y alquiler de trastero en San Vicente

Si tienes cualquier duda o consulta acerca de cómo organizar una mudanza o de un trastero en San Vicente no dudes en consultarnos.